Case lanza una pulverizadora diseñada específicamente para el campo argentino

Patriot 300, la nueva joya de la compañía se suma al portfolio y promete revolucionar el mercado argentino

Por |
07deFebrerode2020a las11:37

Case IH lanzó oficialmente al mercado la Patriot 300, una pulverizadora que está específicamente diseñada para los campos argentinos. Se trata de un equipo que tiene un motor más chico que las hermanas mayores.

La estrella es una barra de 36 metros hecha de aluminio, con una distancia entre picos de 35 y 52,5 cm, que brinda una significativa disminución del peso total de la máquina y que se traduce en mejor una economía de combustible.

Precios tentadores

Si bien las especificaciones son los destaques de este equipo, seguramente lo que llamará la atención de productores y contratistas será su precio. Aunque aún no se haya oficializado, esperan que el mercado se sorprenda en este sentido, asegurando el acceso a la pulverizadora. Y si a eso le sumamos que durante el lanzamiento se firmó un acuerdo con FACMA para que sus socios accedan a un descuento considerable (rondaría los 5 mil dólares), la apuesta es mayor.

Patriot 300 en detalle

La nueva pulverizadora de Case IH se destaca por un diseño modular en su botalón, ofreciendo la posibilidad de reducir los costos de mantenimiento gracias a que, en caso de rotura, se pueden reemplazar componentes individuales en lugar de secciones enteras.

Además, la Patriot 300 acusa enganche trasero y tracción 4x4. El corazón de la máquina es un motor NEF 4 de FPT Industrial con turbo-intercooler. Este motor posee 4 cilindros con una capacidad de 4,48 lts y una potencia nominal de 165 hp. El tanque es plástico y de  3.000 litros de capacidad para una mayor autonomía y su tanque de combustible de 319 litros para mayor disponibilidad. 

La cabina del Patriot 300 cuenta con un sensor de presurización y filtro de carbón activado para brindar mayor protección al operador. El asiento del conductor es de ajuste neumático para ofrecer mayor confort en la jornada de trabajo, además de estar equipada con la pantalla Pro 700, lo último en tecnología de precisión. 

“Este es un equipo pensado exclusivamente para el campo del productor argentino, desarrollado con el fin de brindarle tecnología de punta, aplicaciones más eficientes y un retorno más rápido de inversión, con los diferenciales exclusivos para el mercado argentino, tales como la barra de aluminio de 36 metros y más liviana, su tanque de producto de 3.000 litros y un motor con menor consumo de combustible”, afirmó Rodrigo Alandia, Gerente de Marketing de Case IH.

Y finalizó: “estamos orgullosos de seguir desarrollando productos tecnológicos que le permiten al productor satisfacer sus necesidades y exigencias en el campo, logrando una excelente performance y una mejor calidad de aplicación”. 

Temas en esta nota