¿Se normaliza el régimen de lluvias? Pronóstico para la transición hacia el mes de abril

Un esperado cambio de la oferta pluvial parece indicar el inicio de una normalización del régimen de lluvias.

Por
¿Se normaliza el régimen de lluvias?  Pronóstico para la transición hacia el mes de abril
20deMarzode2020a las07:51

"El sistema de alta presión que se hallaba afianzado sobre el continente desde la segunda quincena de febrero hasta la primera semana de marzo se dispersó permitiendo el avance de los sistemas frontales", destaca José Luis Aiello, Dr. en Cs. Atmosféricas, en el informe semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Este cambio en la dinámica atmosférica generalizó las lluvias ampliando tanto su volumen como su distribución: "Si bien esto permitió que las zonas más relegadas hacia el norte del país quebraran la prolongada ausencia de precipitaciones, los valores acumulados durante los últimos siete días en esos sectores pueden considerarse más bien moderados ya que se mantuvieron entre los 20 y los 50 milímetros".

La excepción fue el centro sur del Chaco donde esos registros prácticamente se duplicaron.

Muy distinto fue lo ocurrido en el centro de la región pampeana ya que en esa zona, además de ampliar su área de cobertura, las lluvias mantuvieron y potenciaron la intensidad inicial llevando los acumulados semanales a marcas por encima de las medias históricas y en algunos casos, sobre el noreste de Buenos Aires, a montos incluso superiores a los 200 milímetros.

"Esta dispar distribución pluvial tuvo un efecto similar en el balance hídrico, mejorando la condición de las reservas en el norte del país pero dejando importantes excesos sobre el norte de Buenos Aires, sudoeste de Santa fe y sudeste de Córdoba", comenta Aiello.

El especialista destaca en el informe de la BCR que este esperado cambio de la oferta pluvial parece indicar el inicio de una normalización del régimen de lluvias en la transición hacia el mes de abril: "Lamentablemente, en muchos casos, especialmente para los cultivos de segunda implantación, el alivio podría haber llegado tarde".

"Seguramente contar actualmente con una adecuada oferta de agua puede mejorar las condiciones generales, pero plantea un interrogante en aquellos lugares donde precipitaciones más que abundantes pueden haber complicado el estado de los suelos en el inminente inicio de las tareas de cosecha", concluye.

Temas en esta nota