Diseñaron un software que garantiza la calidad de productos agroalimentarios ante exportadores

Mediante la plataforma Agtrace el productor puede anticipar cualquier problema de trazas de fitosanitarios o límites máximos de residuos (LMRs) antes de llegar a puerto extranjero o a la planta de procesamiento.

Por |
Diseñaron un software que garantiza la calidad de productos agroalimentarios ante exportadores
23deMarzode2020a las09:34

En un mundo cada vez más globalizado, con sobreinformación, la calidad en los datos es agradecida. Esta situación se traslada al mercado agroalimentario que se presenta cada vez más exigente en torno a la trazabilidad. Respondiendo a esta demanda, se creó Agtrace, un software para que toda la cadena esté enterada de cómo se produce, y saber en el momento en que se produce si una mercadería está apta para embarcar.

En diálogo con Agrofy News, Adrián Poletti, ingeniero en Producción Agropecuaria,  especializado en Mercados, Comercialización y Producción de Cultivos Especiales, narró sobre el puntapié que dio inicio a esta tecnología aplicada al agro “En 2016 aparecieron ciertos indicios de que los países consumidores estaban empezando a requerir el nivel de profesionalismo en el tipo de producto que se estaban comercializando, realizando mayores controles en el tipo de residuos de fitosanitarios. Aparecieron algunos temas con glifosato, con desecantes, que hasta ese momento era un reclamo ambiental, no de consumo, pero conformaron restricciones y reducciones en cuanto a los límites de residuos que se estaban manejando, cuestionando la manera de trabajar.”

Las formas de consumir también cambiaron según comentó el CEO de Agtrace “pasamos del produzcan como sea, como sucedía en los años ‘70 u ‘80 con el foco puesto en conseguir el alimento porque había faltante de producción, al que si hay necesidades básicas satisfechas elevamos las exigencias en cuanto a la calidad del alimento. Empiezan a aparecer algunos rechazos de mercadería en Europa y eso lleva a la necesidad de tener que armar una herramienta que le permita al exportador saber lo antes posible si es que hubo algún problema en la parte productiva”. 

Debajo de los marbetes de los agroquímicos hay un item que es restricciones de uso, esto significa que si la mercadería va a exportarse se deberá consultar con el exportador sobre los límites máximos de residuos a los que se manda. “Antes nadie le daba importancia pero ahora los destinos de exportación ponen exigencias en cuanto a las maneras de producir”, enfatizó. 

En cuarentena para ganar más

Toda la cadena posterior a la producción, desde la planta de residuos, el laboratorio de análisis de calidad y la parte comercial se entera mediante Agtrace de que ese lote tuvo que ser tratado con un insecticida determinado, y que esa mercadería tiene que guardar un tiempo de cuarentena suficiente como para evitar que haya presencia de residuos, que se diluyan, desaparezcan o se metabolicen, y pueda ser embarcada.   

En caso contrario, tal como explicó Poletti “Si esa mercadería fuera embarcada en forma inmediata en la cosecha, que frecuentemente ocurre, lo más probable es que haya residuos en el destino final, y eso implica destrucción de lotes y pérdidas de recursos. En cambio al quedar en cuarentena, permite evitar las pérdidas y que no haya riesgo para la salud”.

Cómo funciona

La puesta en marcha del programa llevó más de un año de desarrollo porque hubo que recopilar mucha información, carga de bases de datos, tiene cargados todos los registros de productos fitosanitarios de SENASA que hay en Argentina habilitados para cada cultivo, los límites máximos de residuos habilitados para la Unión Europea y Brasil. Hay principios activos que están habilitados en Argentina pero en otros países no. En 2019 hicieron los ajustes pertinentes y este año Agtrace se propone medir el impacto ambiental en la mercadería para poder mejorar el tipo de información que se le brinda al consumidor. 

Actualmente la información no es accesible al público sino al cliente exportador.  Según declaró el entrevistado “a partir de cargar el impacto ambiental vamos a poner a disposición un código QR para que el consumidor pueda acceder a la información”. 

El productor le carga la aplicación del fitosanitario que usó y el software informa además que la mercadería que está siendo producida en ese lote está o no apta para ser exportada para determinado destino. 

El referente brindó un ejemplo “si hay una mercadería que es exportada a una zona donde hay ataque de langosta, el productor tiene que controlar que la langosta no consuma su producción, y luego es un problema grave para el que comercializa, porque el productor tiene que usar fitosanitarios para eliminar la langosta, pero generará residuos al exportarse que quizá no sean bien recibidos en los destinos.”

El productor puede optar por cargar su producción y enviarla al equipo de Agtrace o que un representante del servicio lo haga por el productor. El sistema detecta si la mercadería que el productor intenta vender tiene aplicada los insumos correctos. Si  detecta que el insumo que está usando no es admitible. intenta advertir al productor que disminuya su uso o cambie la aplicación. Este servicio tiene un costo variable en función de la cantidad de hectáreas a analizar. Toda la mercadería controlada por Agtrace tiene que pasar por laboratorio para poder ser validada. 

Qué cultivos permite controlar

La empresa declaró que puede controlar garbanzos, maní, poroto, cebada, arroz, arveja, cebada, trigo, maiz, soja, girasol, chía y amaranto. Sin embargo el titular mencionó que el software es utilizado mayormente en garbanzos, poroto y chía “Este año estamos por lanzar todas las primeras pruebas con cebada porque la industria cervecera está cada vez más exigente con ver los tipos de residuos”.

El programa posibilita segregar por cultivo y  por variedad de cultivo. Por ejemplo, en un trigo de calidad panadera se pueden segregar todos los lotes con determinada calidad panadera que fueron tratados con agroquímicos de la misma tecnología, se puede hacer toda una cadena de optimización de logística, pudiendo vender esa mercadería ratificando que está verificada sin problemas de residuos. 

Lo que lleva más logística 

En cuanto a grandes commodities el representante de Agtrace evaluó que el proceso es más complejo y comentó que habría que adecuar la logística de cómo se compra y se comercializa la mercadería. “Hay que hacer una regionalización para no perder la identidad de lo que se está controlando, sin perder de vista el valor agregado”, fundamentó. 

También, el titular de Agtrace adelantó “estamos evaluando que pueda servir para controlar maíz para enviar a destinos exportables donde hay mayor  exigencia del control de insumos”.

Qué controla el software 

Entre las funcionalidades de la plataforma se pueden enumerar la aptitud comercial del lote desde el momento en que el mismo está siendo producido. Además evalúa el riesgo comercial que presenta el lote para un destino dado desde el momento en que se está llevando a cabo la producción. Asimismo la capacidad de agrupamiento de lotes, la trazabilidad de la producción a partir de la codificación de los lotes cerrados. Brinda reportes de uso de defensivos agrícolas y tiene configurado un sistema de alarmas de los defensivos agrícolas utilizados, brindando información clara y de rápida lectura.

El sistema no es excluyente para insumos químicos sino que se actualiza al uso de bio fertilizantes. “Estamos trabajando en la detección de mercadería que sea producida con insumo de origen biológico. No que sea orgánico porque implica la certificación del lote, sino que podes usar fungicidas o insecticidas de origen biológico”, agregó Poletti. 

En conclusión, Adrián Poletti reflexionó “el productor tiene que preocuparse por las consecuencias que tiene el manejo de sus cultivos. Hay que solucionar el problema productivo pero tener en cuenta las consecuencias ambientales del alimento que las personas van a consumir. Hay que empezar a trabajar en ese sentido porque nuestros competidores, Australia, Canadá y Estados Unidos, lo hacen. No solo ser bueno sino demostrar que uno es bueno”.

Temas en esta nota