Coronavirus: ¿Se puede contagiar a través de los alimentos?

Una serie de consejos para evitar el riesgo de contagio en medio de la pandemia. Además, ¿se puede contagiar a través de animales?

Por
Coronavirus: ¿Se puede contagiar a través de los alimentos?
26deMarzode2020a las08:35

"Al día de hoy no hay evidencia científica que indique que el virus pueda crecer y reproducirse en los alimentos", destaca el Consejo Profesional de Ingeniería Agronómica (CPIA).

Desde el Consejo explican que hay bacterias, hongos y levaduras que sí crecen en los alimentos y nos pueden provocar Enfermedades de Transmisión por Alimentos (ETAs), pero el virus Covid-19 no lo hace. 

De igual manera, como el virus sí se transmite por contacto debe considerarse a los alimentos y a su packaging como posibles vectores de transmisión si los mismos han sido manipulados por personas infectadas y/o han estado en contacto con superficies infectadas, teniendo en cuenta el tiempo de supervivencia del virus en dicha superficie.

En este sentido, se recomienda:

1) Lavar las manos con agua y jabón antes y después de preparar alimentos.

2) Limpiar el exterior de los envases y packaging de los alimentos envasados antes de guardarlos.

3) Limpiar las frutas y verduras con abundante agua antes de consumirlas en fresco.

4) Aplicar procesos térmicos de preparación (cocción, hervido, asado, etc).

5) Mantener limpia e higienizada la heladera, alacenas y superficies de preparación (mesada, paredes, bacha, canillas, etc.).

6) Lavar y secar inmediatamente luego de ser utilizados con agua y detergente los cubiertos, platos, utensilios, ollas, sartenes, bandejas, etc.

7) Comprar alimentos en locales habilitados y con buenos estándares de limpieza e higiene, no adquieras alimentos preparados en la vía pública.

8) Si necesitas salir de casa para realizar las compras, al ingresar nuevamente a tu hogar no olvides lavarte las manos con agua y jabón. El uso de alcohol en gel es buen complemento, pero menos efectivo si no realizas el lavado previo de manos.

Los productos químicos de limpieza ya usados en los hogares (soluciones hidroalcóholicas, hipoclorito de sodio, amoniaco, agua oxigenada, etanol, etc.) y aquellos productos con sustancias antibacteriales en su composición son suficientemente efectivos contra los coronavirus en superficies comunes de contacto.

Por otro lado, la industria de alimentos tiene sus procesos certificados bajo diferentes estándares de prevención de ETAs (Enfermedades de Transmisión por Alimentos), poseen programas de monitoreo de diferentes microorganismos (ej. Escherichia Coli, Listeria Monocytogenes, Vibrio Cholerae, etc.) donde aplican sistemas de bloqueo y retirada cuando hay una alerta.

Aquellos pequeños productores y vendedores que no poseen dichos estándares deben cumplir las Buenas Prácticas de Manipulación y/o Fabricación, que son un conjunto de recomendaciones que se enfocan en la limpieza e higiene de las superficies y la prevención de las ETAs a través de la higiene personal, entre otras recomendaciones de los establecimientos y equipos.

"Se recomienda al consumidor ser selectivo y estar atento a los estándares de limpieza e higiene de cada local donde adquiere alimentos y seguir las recomendaciones antes mencionadas", concluyen desde el CPIA.

¿Pueden transmitirlo los animales?

"No hay evidencia de que ningún animal, incluyendo las mascotas, juegue un papel en la propagación del virus", destaca la FAO. Como práctica general cuando se atiende a cualquier tipo de animal, siempre hay que lavarse las manos antes y después de interactuar con ellos.

"La carne de animales sanos que se cocina a fondo sigue siendo inocua para el consumo", explican y agregan que "las personas no deben manipular, sacrificar, aderezar, vender, preparar o consumir carne que provenga de animales silvestres o de ganado que esté enfermo o que haya muerto por causas desconocidas".

En este sentido, "no se debe consumir carne silvestre cruda o platos no cocinados a base de sangre de animales silvestres. Estas prácticas ponen a las personas en un alto riesgo de contraer infecciones". "Cualquier morbilidad o mortalidad inusual de los animales debe ser señalada a las autoridades de sanidad animal".

La FAO insta a los propietarios de animales a tratarlos con humanidad. Existe información engañosa sobre los posibles riesgos que plantean los animales en la propagación del virus.

Desde el Organismo dependiente de la ONU señalan que el virus que causa COVID-19 es un virus nuevo y la FAO está apoyando a los países y a las instituciones de investigación en investigaciones en curso para identificar su fuente de propagación.

"Hasta la fecha, no hay pruebas de que los animales puedan transmitir el virus a los humanos", remarca el informe.

Según los consejos habituales, se recomiendan las buenas prácticas higiénicas normales al interactuar con los animales: "Es importante que el bienestar de los animales no se vea comprometido como resultado de la desinformación; esto también podría tener consecuencias no deseadas en la salud humana y los medios de vida".

En este momento, el mayor riesgo de propagación del COVID-19 es a través de la transmisión entre humanos.

Como parte de su mandato, la FAO coordina la prevención, preparación y detección de los patógenos prioritarios en los animales, en estrecha colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), utilizando el enfoque “Una Salud”.

Este enfoque es un elemento unificador para salvaguardar la salud humana y animal, reducir las amenazas de enfermedades y garantizar un suministro de alimentos inocuos mediante una gestión eficaz y responsable de los recursos naturales.

Para comprender mejor el papel potencial de los animales, la FAO está movilizando redes de especialistas para evaluar el riesgo de La exposición a los animales: "Estamos financiando investigación y capacitación a través de nuestra red de laboratorios veterinarios en colaboración con la Agencia Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y utilizando técnicas nucleares para tratar de detectar la posible presencia de virus en animales y el medio ambiente".

Los datos resultantes de la evidencia científica ayudarán a manejar la pandemia de la manera más efectiva. La prevención de la interrupción de la producción ganadera debido a la pandemia humana COVID-19 es de suma importancia para la FAO. Para ello, la Organización está proporcionando pautas para los agricultores y trabajadores de salud animal.

Temas en esta nota