Productores solidarios: ya juntaron 50.000 choclos y 120.000 pesos para producir quesos para comedores

Un productor cordobés contagió a otros a sumarse a un grupo solidario que terminó de completarse con colaboradores de cooperativas.

Por |
Productores solidarios: ya juntaron 50.000 choclos y 120.000 pesos para producir quesos para comedores
17deAbrilde2020a las15:30

Habiendo licenciado a parte del personal por el aislamiento obligatorio y con protocolos desde hace mucho más de un mes, Alvaro Ugartemendia, productor y titular de una empresa láctea en Córdoba, tuvo un momento revelador.

Camino al campo a atender cuestiones de lo cotidiano en la cosecha, pinchó dos ruedas de la camioneta, le costó llegar a destino y junto a uno de sus hijos frente al maizal se acordó de lo que su padre le había enseñado de chico: hacer la quinta, sacar los choclos y después repartirlo en comedores comunitarios o para personas carenciadas.

Sin ser asiduo usuario de redes sociales, le mandó un audio a los conocidos, a los que tienen campo y los maíces en marcha. Les contó la idea, cortar choclos y poder donarlos, los llamó a unirse a una gesta simple y muy efectiva.

“Hay que tener dos cosas en cuenta, la concientización y la solidaridad”, le dijo a Agrofy News, entendiendo el mal momento económico y que con un mínimo esfuerzo de dinero, de tiempo o de voluntad del resto se puede apostar a mejorar la realidad.

Amigos, productores cercanos, proveedores, todos recibieron el mensaje y también Claudio Mengual de la empresa Gesta Agropecuaria colaboraron en la difusión y se empezó a armar un grupo solidario que terminó de completarse con colaboradores de cooperativas que trabajan junto a la Municipalidad de Villa María para llegar con todos los cuidados a los campos y hacer la cosecha a mano.

En total, con la campaña que se inició ya juntaron 50 mil choclos y se armaron bolsas de a diez que se están repartiendo a comedores y hogares de ancianos de esa zona cordobesa.

Pero la idea ya tuvo sus réplicas, productores de Pilar en esa provincia están haciendo lo mismo y colaborando con espacios de Córdoba ciudad. También en Bell Ville o en pueblos cercanos toman la iniciativa y se suman. Los que quieran más información pueden escribir a chocleadasolidaria@gmail.com para poder seguir sumando voluntades y acciones que ayuden en tiempos donde la salud es primordial, pero también que la gente no deje de tener un plato de comida.

“Entendemos que nosotros tenemos que ser un puente y en las municipalidades y comunas hay ya una estructura de asistencia armada que puede hacer más fácil la ayuda”, explica Ugartemendía, que entiende que “al estar más cerca de las historias de la gente, de su realidad más te comprometes a ayudar. Si bien todos estamos expuestos en esta situación, tenemos la responsabilidad  de ser solidarios y eso genera una satisfacción enorme”.

De esta manera y sin dejar de trabajar o abastecer al consumo, “el campo se acerca a la parte más sensible de la sociedad, ayudando de manera directa y rompiendo con cualquier prejuicio”.

También en su empresa

Desde que abrió en 2007, Lácteos Capilla del Señor colabora de manera constante con comedores y entiende a esto como parte de su funcionamiento. Ahora con una mayor demanda de ayuda, la familia Ugartemendía decidió otra sumar otra manera de auxilio.

Con comunicaciones formales a sus productores remitentes de materia prima y a sus proveedores se les comentó la intención de generar aportes, que serán facturados y con ello producir quesos al costo para poder multiplicar la ayuda.

El lunes se lanzó esta iniciativa que con feriado incluido ya lleva sumados 120 mil pesos de aporte. El objetivo es llegar al menos a los cien mil pesos para poder ser volcados a quesos cremosos que sumen en la dieta de quienes acuden a comedores o espacios de asistencia alimentaria.

“Estoy convencido que lo que hay que contagiar es la solidaridad, porque si en todo el país muchas pymes o industrias grandes toman esta idea, o adaptan las suyas propias la ayuda se puede multiplicar mucho para ayudar a quienes no tienen hoy el sustento de todos los días”.

La “Chocleada solidaria” o los “quesos solidarios” pueden sostenerse por campaña o durante todo el año. La crisis sanitaria despertó una manera diferente de ver la realidad, las relaciones y vínculos compartidos en una comunidad.

Alvaro dice, “ahora sigo adelante con los problemas de siempre, pero más satisfecho”, ese es el premio de la solidaridad, una mayor satisfacción sabiendo que habiendo hecho algo, pequeño o grande, ya mucha gente está un poco mejor.

Temas en esta nota