Trigo: 6 claves a tener en cuenta para minimizar la brecha de rendimiento

Especialistas del INTA Oliveros brindaron detalles de cómo obtener mejores resultados en esta campaña. Además, anticiparon una intención de siembra menor al año pasado.

Por
Trigo: 6 claves a tener en cuenta para minimizar la brecha de rendimiento
23deAbrilde2020a las10:30

El trigo es un cultivo que comenzó a tener un gran auge en la región núcleo a partir del 2015. Se espera que esta campaña no tenga la misma superficie implantada, por esto motivo va a ser importante reducir la brecha de rendimiento.

Ver también: Especial trigo

Especialistas del INTA Oliveros brindaron detalles de las claves a tener en cuenta en esta campaña. Entre ellas están manejo de barbecho, disponibilidad de agua, elección de genotipos, kilos a sembrar, aplicaciones y período del cultivo.

Gran parte de la zona núcleo se encuentra planificando la siembra de trigo y se presentan interrogantes en este contexto global y climático. Según los datos aportados por los colaboradores del INTA, se espera una intención de siembra de un 15 % menos a la campaña pasada.

Ver también: Cómo impacta la caída del petróleo sobre el precio de los fertilizantes

Los técnicos señalaron que uno de los temas a tener en cuenta  a la hora de la siembra es la disponibilidad de agua. En lo que respecta a Santa Fe, los especialistas comentaron que hay dos realidades: un sur con lluvias de verano y un centro este con menores precipitaciones y necesidades de recarga.

Teniendo en cuenta la situación actual, desde Oliveros destacaron puntos a tener en cuenta para minimizar la diferencia entre el rendimiento potencial y el rendimiento real.

Barbecho

Es importante realizar un manejo acorde para el barbecho. Se debe lograr una siembra de calidad y que el cultivo no presente competencia por malezas en las etapas temprana de crecimiento, señalaron los técnicos.

Disponibilidad de agua

Desde el INTA Oliveros recomiendan cuantificar los milímetros disponibles en el perfil del suelo. En este sentido, sostuvieron que es importante focalizarse en los primeros 40 centímetros de profundidad. 

Elección de la variedad

Elegir el genotipo correcto es una decisión primordial para reducir la brecha de rendimiento. Se debe tener en cuenta el ciclo de madurez (largo, intermedio, corto) y comportamiento sanitario (principalmente con respecto a las enfermedades más frecuentes en la región).

Densidad de siembra

Calcular los kilos por hectárea es determinante para establecer la densidad óptima. Esta decisión se debe tomar en base a la capacidad de macollaje del cultivar y la fecha de siembra.

Aplicación de fertilizantes

En esta oportunidad se debe realizar un análisis químico del suelo para tener un verdadero panorama. La aplicación de los nutrientes, dosis, fuentes y momento se debe realizar en base al estudio realizado. Hay que tener en cuenta porcentaje de M.O.; NO3 (ppm.); SO4 (ppm); P (ppm); pH; relación C/N.

Periodo del cultivo

 

Desde el INTA señalaron que es clave ubicar el período crítico del cultivo, 20 días antes de antesis y 10 días después. Es fase comprende la mayor demanda de nutrientes y agua,  en condiciones óptimas de humedad del suelo, temperatura y radiación, por ello es de importancia conocer el ciclo del genotipo seleccionado.

Temas en esta nota