Créditos a tasa cero y salario complementario: los requisitos que se deben reunir y cómo acceder

Ya se inscribieron casi el 80% de las empresas del país al Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP). El agro excluido de los beneficios.

Por |
Créditos a tasa cero y salario complementario: los requisitos que se deben reunir y cómo acceder
24deAbrilde2020a las11:19

A través del Decreto 376/2020, el gobierno realizó modificaciones al Decreto 332/2020 que estableció el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

En el intento por ayudar a las empresas a sobrevivir a la situación actual en la que se ven envueltas en el marco de la cuarentena por el COVID-19, el programa incluye una serie de alternativas mediante las cuales el Ejecutivo concretará esa asistencia:

 ● Postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino.

 ● Salario Complementario: asignación abonada por el Estado Nacional para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado.

 ● Crédito a Tasa Cero para personas adheridas al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes y para trabajadores autónomos con subsidio del 100% del costo financiero total.

 ● Sistema integral de prestaciones por desempleo.

Ver también: Pymes: el listado de beneficios para atenuar el contexto de emergencia

A través de la Decisión Administrativa 591/2020 la Jefatura de Gabinete de Ministros fijó los requisitos y recomendaciones para el acceso a los beneficios del programa ATP, entre los que mencionamos:

Crédito a Tasa Cero

En el caso de las personas adheridas al Régimen Simplificado de Pequeños Contribuyentes, deberían reunirse los siguientes requisitos:

* Estar inscriptos en cualquier categoría del Régimen y no encontrarse alcanzados por el beneficio del Ingreso Familiar Extraordinario (IFE).

* No prestar servicios al sector público nacional, provincial o municipal.

* No percibir ingresos en razón de mantener una relación de dependencia o provenientes de una jubilación. Si es compatible ser monotributista, ser beneficiario de una pensión y solicitar el crédito a tasa cero.

* Deberán haber sufrido una caída nominal en su facturación electrónica entre el periodo que va del 12 de marzo al 12 de abril. La facturación debe haber retrocedido a niveles “debajo del promedio mensual del ingreso bruto mínimo de la categoría en la que se encuentre registrado”, dice la disposición oficial. Es decir, tiene que haber facturado menos que el piso de su categoría, mensualizado. Este punto generó gran malestar entre los empresarios ya que sostienen que el período crítico de facturación comenzó a partir del 20 de mayo, además que se haya facturado no significa que la empresa haya cobrado.

* En los casos en que la facturación electrónica no se encuentre disponible las compras no deberían ser superiores al 80% del promedio mensual del límite inferior de la categoría en que se encuentre registrado.

* Quienes resulten beneficiados no podrán comprar dólares para atesoramiento hasta que terminen de saldar la totalidad del crédito. Es decir, hasta ese momento los beneficiarios de este financiamiento no deberían acceder al mercado único y libre de cambios para la formación de activos externos ni adquirir títulos valores en pesos para su posterior e inmediata venta en moneda extranjera o transferencia en custodia al exterior. 

Quienes se encuentren aprobados recibirán el monto del crédito directamente en el saldo de su tarjeta de crédito en tres cuotas mensuales, es decir, no se desembolsará en efectivo. Será por una cifra igual al 25% de la facturación anual de la categoría en la que está inscripto el monotributista, hasta un máximo de $150.000. Esa plata podrá usarse para comprar con tarjeta o abonar el resumen de cuenta, lo cual permite cuestionarse si es verdaderamente útil el crédito otorgado bajo esta modalidad.

La plata se devolverá en 12 cuotas mensuales, a tasa cero y Costo Financiero Total cero. Y habrá, además, seis meses de gracia, por lo que el préstamo comenzaría a saldarse en octubre. Quien tome los $150.000, entonces, devolvería, entre octubre y septiembre de 2021, $12.500 mensuales.

Gran incertidumbre hay para los trabajadores autónomos que, según los registros de la AFIP, hay casi 900.000 inscriptos bajo esta modalidad. El Gobierno todavía no estableció los criterios con los que este universo de contribuyentes podrá acceder al préstamo a Tasa 0.

Salario Complementario

En principio es para quienes reúnan, entre otras, las siguientes condiciones:

- La plantilla de empleados de las empresas no debe superar la cantidad total de 800 trabajadores en relación de dependencia al 29 de febrero de 2020.

- En los casos en que las empresas cuenten con más de 800 trabajadores al 29 de febrero de 2020, al efecto de evaluar la procedencia de acordarles los beneficios contemplados en el programa se debe:

* Evaluar su situación financiera a partir de la información recabada en el sitio web “Programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción - ATP” de la AFIP y la restante que pudiera llegar a solicitarse a la empresa.

* Establecer los siguientes requisitos:

> No podrán distribuir utilidades por los períodos fiscales cerrados a partir de noviembre de 2019.

> No podrán recomprar sus acciones directa o indirectamente.

>No podrán adquirir títulos valores en pesos para su posterior e inmediata venta en moneda extranjera o su transferencia en custodia al exterior.

>No podrán realizar erogaciones de ninguna especie a sujetos relacionados directa o indirectamente con el beneficiario cuya residencia, radicación o domicilio se encuentre en una jurisdicción no cooperante o de baja o nula tributación.

Recordamos que el salario complementario, contemplado en el Decreto 332/2020, es equivalente al 50% del salario neto del trabajador correspondiente al mes de febrero de 2020, dentro de los siguientes límites:

•No podrá ser inferior a 1 Salario Mínimo Vital y Móvil, es decir, $16.875.

•No podrá superar dos Salarios Mínimos Vitales y Móviles, es decir, $33.750 o al total del salario neto correspondiente a ese mes.

Actividades comprendidas: La actividad principal del empleador debe estar dentro de las actividades que se consideran afectadas críticamente, en mayor o menor medida, por la pandemia. Dentro de estas actividades no hay ninguna relacionada con la producción agropecuaria por lo que las empresas del sector están excluidas de estos beneficios.

Solo están comprendidos quienes realicen fabricación, mantenimiento, alquiler de maquinarias y equipos de uso agropecuario y forestal.

Listado de actividades afectadas en forma crítica.

Temas en esta nota

Seguí leyendo