Tensión cambiaria: panorama económico en plena pandemia y con una brecha cercana al 80 %

Durante abril el dólar oficial tuvo la mayor depreciación del año (4,2% mensual), "pero incluso esa dinámica no pudo evitar la ampliación de la brecha con las versiones paralelas del dólar", destacan.

Por
Tensión cambiaria: panorama económico en plena pandemia y con una brecha cercana al 80 %
13deMayode2020a las07:45

El tipo de cambio del Banco Nación, referencia para los contratos agrícolas, alcanzó ayer los $ 67,26, subiendo nueve centavos respecto del día de ayer.

Por otro lado, el dólar MEP alcanzó los $ 119,31, el contado con liqui $ 121,96 y el blue $ 127. Muchos escapan del riesgo de un potencial default en Argentina en medio de la negociación de la deuda, lo que lleva la brecha entre el dólar oficial se encuentre cerca de un máximo del 80 %.

El último informe macroeconómico de CREA destaca que en Argentina, al igual que en todo el mundo, también se está registrando un impacto significativo de la pandemia sobre las variables macroeconómicas, a lo que se adicionan algunas particularidades locales debido a la frágil situación económica pre existente.

En el plano cambiario, durante abril el dólar oficial tuvo la mayor depreciación del año (4,2% mensual), "pero incluso esa dinámica no pudo evitar la ampliación de la brecha con las versiones paralelas del dólar", destacan.

En efecto, la brecha con el dólar contado con liquidación pasó de 36,2% a inicios de abril a 71,5% a fin de mes: "Otro indicador de una cierta tensión cambiaria fue que el BCRA tuvo que vender USD547 millones para sostener la cotización del dólar oficial, las mayores ventas desde la implementación de la versión “dura” de las restricciones cambiarias".

Parte de la dinámica puede entenderse por factores locales, como la incertidumbre en torno a la renegociación de la deuda, pero también la situación internacional, donde la mayoría de los emergentes experimentan salidas de capitales y depreciación de sus monedas.

Esto "pone presión para que el Gobierno permita el deslizamiento del dólar de manera de sostener la competitividad de la economía", destaca CREA.

El informe señala que mirando la situación fiscal, se advierte una aceleración del gasto público, producto de las medidas de estímulo implementadas por el Gobierno, y un freno en la recaudación en el contexto de crisis económica profundizada por la pandemia.

Más en detalle, en abril, según informo la AFIP, la recaudación tributaria se incrementó solo 11,6% interanual en el marco de una inflación que ronda el 50% interanual: "En la actual coyuntura, este incremento de los gastos por encima de los ingresos sólo puede ser financiado con emisión monetaria, lo que generó un incremento de la cantidad de circulante de 63,6% interanual en abril, el registro más elevado desde la salida de la convertibilidad".

A su vez, "esta dinámica implica riesgos inflacionarios una vez que se normalice la situación sanitaria y el dinero vuelva a circular con su velocidad habitual", informó CREA.

En ese sentido, las mediciones privadas apuntan a que, durante la cuarentena del mes de abril, la inflación se mantuvo contenida e incluso mostró una desaceleración.

Por último, comenzaron a conocerse los primeros datos que dan cuenta del impacto del Covid-19 sobre la economía argentina y en marzo, de acuerdo al INDEC, la construcción cayó 46,8% interanual, mientras que la industria se retrajo 16,8% interanual.

Además, si bien todavía prima un alto nivel de incertidumbre respecto a la duración de la pandemia, las primeras estimaciones del Gobierno apuntan a una caída del PBI de 6,5% durante 2020, lo que implicaría una recesión significativamente mayor a la de los últimos 2 años.

En suma, "en Argentina y el mundo el COVID-19 está causando una fuerte recesión", destaca CREA. En Argentina, la frágil situación de la economía ya previo al impacto de la pandemia añade dificultades adicionales, como los riesgos inflacionarios derivados del financiamiento monetario de la ampliación del déficit fiscal ocasionada por la coyuntura.

 

Además, "en línea con el comportamiento de otros países emergentes, se están registrando tensiones cambiarias que se expresaron mayormente a través de las versiones paralelas del dólar, aunque la cotización oficial también acelero su ritmo de depreciación en abril, lo cual también podría tener un impacto sobre la inflación en la medida que la tendencia continúe o se profundice", concluyen.

Temas en esta nota