Alerta por la inseguridad: le tajearon un silo con picado de sorgo y advierte que la patrulla rural "no da abasto"

En la misma zona, durante un allanamiento, encontraron medio novillo abajo de la cama de un puestero.

Por |
Alerta por la inseguridad: le tajearon un silo con picado de sorgo y advierte que la patrulla rural "no da abasto"
04deJuniode2020a las08:28

El sector agropecuario se encuentra en alerta por los crecientes hechos de inseguridad que afectan a productores de distintas zonas.

"Es romper por romper", contó en diálogo con Agrofy News un productor de la zona de Vivoratá, una localidad del partido de Mar Chiquita, en el centro sur de la provincia de Buenos Aires.

En la ruta 2 km 377 el productor sufrió la rotura de un silo que contenía el alimento para el ganado para el invierno, lo que obliga a replantear la estrategia para la campaña.

"Andás asustado", alertó y especificó que ahora tendrá que colocar alambrado y poner hacienda para autonconsumo. "La idea era usarlo más adelante, este silo con cortapicado de sorgo puede durar hasta 3 años". "Te obligan a consumirlo en un lapso de un mes y no hay posibilidad de reembolsado".

Ver también: Las alternativas que ofrece la tecnología para enfrentar el delito rural

Días atrás, un tambero sufrió el ataque a un silo en donde almacenaban 200 toneladas de maíz picado.

A continuación, el video de Franco Brarda productor del centro de Córdoba, ubicado a 20 kilómetros de la ciudad de Oliva:

 

Casos en Vivoratá

El damnificado de la zona de Mar Chiquita contó que la patrulla rural en la zona "no da abasto" pese a las buenas intenciones.

En la última semana hubo cinco demorados por personal del Comando de Patrulla Rural de Mar Chiquita, luego de ser encontrados en cercanías al establecimiento Don Vicente, con perros galgos y la intención de cazar.

"Además de ser una práctica ilegal en propiedad privada, los individuos estaban incumpliendo el aislamiento preventivo y obligatorio, por lo que fueron notificados de la formación de causa", especificaron desde la Patrulla Rural.

También se realizaron dos allanamientos por una causa de abigeato agravado que se relaciona con el desbaratamiento de una banda en febrero.

Durante los procedimientos se detectaron herramientas utilizadas para carnear, además de una camioneta con pedido de captura por robo y hubo un detenido que se trasladadó a Batan.

Por otro lado, en un domicilio ubicado en un campo de Vivoratá, que funcionaba como “aguantadero” de la banda desbaratada, se logró secuestrar armas de fuego, telefonía celular y elementos de desposte.

Según contaron, lo más sorprendente para los policías fue encontrar debajo de la cama de la habitación medio novillo carneado; que, tras diligencias, resultó ser propiedad del arrendatario del campo.

Temas en esta nota

Seguí leyendo