Vicentin: comienza a tomar forma la "alternativa superadora"

Con un bajísimo perfil, el designado interventor Gabiel Delgado sostiene una frenética agenda de reuniones virtuales antes de aparecer en público. Generar confianza, la clave.

Por |
Vicentin: comienza a tomar forma la "alternativa superadora"
17deJuniode2020a las07:21

"La arquitectura de la futura Vicentin necesariamente debe generar confianza". Las palabras de Eduardo Buzzi, que se viralizaron vía WhatsApp en las últimas horas, resumen el espíritu de la "alternativa superadora" que prometió escuchar el presidente Alberto Fernández y en la que trabaja, muy sigiliosamente, Gabriel Delgado, el designado interventor.

Buzzi no forma parte del gobierno ni posee rol alguno entre las entidades del agro, pero sabe y mucho de cómo entrarle a la gente de campo. Igual que Delgado. Ganar la confianza de productores, acopiadores y corredores será la carta clave para que la iniciativa oficial no sea un salto al vacío. Parte de ella se consigue logrando la adhesión de las grandes cooperativas, una tarea en la que ya se están observando los primeros resultados.

"Estamos dispuestos a aportar para una solución", dijo este martes el presidente de Agricultores Federados Argentinos (AFA) Jorge Petteta, quien minutos antes expresó su apoyo a la movida del gobierno: "Hasta la intervención acompañamos", acotó en declaraciones radiales. AFA forma parte de los 2.638 acreedores de Vicentin: le deben 228 millones de pesos.

Según aseguraron desde el entorno de Delgado, tras el anuncio de la semana pasada viene sosteniendo una frenética agenda de reuniones virtuales con cada un de las entidades vinculadas al sector. Desde la Bolsa de Comercio hasta los gremios aceiteros, pasando por la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), principal acreedor comercial de la agroexportadora.

Si bien sus apariciones públicas han sido escuetas -sólo volvió a posar para la foto en la reunión que tuvieron el presidente Alberto Fernández con el CEO de la firma Sergio Nardelli-, Delgado se está guardando esa carta cuando haya un plan concreto que deje contento a los productores: "Él quiere dejar en claro que esta es una propuesta seria y bien fundamentada. Prefiere guardar silencio hasta entonces", confió una fuente de su círculo íntimo.

Algo de ello asomó en las últimas horas, aunque no por obra de funcionarios nacionales. Primero fue el ex candidato a presidente Roberto Lavagna (de estrecha confianza de Fernández, quien dejó trascender una alternativa a la expropiación) y luego el gobernador santafesino Omar Perotti.

El ex compañero de gabinete del actual presidente planteó la posibilidad que el Estado tenga la denominada acción de oro, que le permitiría, sin incurrir en una expropiación, tener el control indirecto de la firma, gracias a la capacidad de veto en las decisiones del directorio. Asimismo, incorporaría a cooperativas y pequeños productores al paquete accionario.

El titular del Ejecutivo santafesino, en tanto, mantuvo una ronda de reuniones este miércoles, "para escuchar y acercar propuestas superadoras para rescatar la empresa Vicentin". En ese marco recibió en su despacho a representantes de AFA, de la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE) y de los sindicatos aceiteros.

Perotti está convencido que todas estas entidades merecen un lugar en el futuro directorio de Vicentin, en el que también podría caber el propio gobierno santafesino, que accedería a una silla en el marco de la negociación por la deuda que el gobierno nacional mantiene con este distrito, con fallo firme de la Corte Suprema y a la espera de novedades.

“Todas las posibilidades están sobre la mesa”, indican desde el entorno de Delgado, desde donde no sueltan prenda sobre las lineamientos más finos de la intervención de la agroexportadora. Solo se limitan a repetir como mantra los tres objetivos que tendrá su gestión al frente de la empresa: recuperación y pago de deudas a productores, renegociación con los bancos acreedores y paz social y estabilidad laboral con gremios.

Temas en esta nota

Cargando...