Las voces detrás de la movilización: "Lo de Vicentin es peor que la 125"

En distintos puntos del país se realizan movilizaciones en rechazo a la intención de expropiación del Gobierno.

Por
20deJuniode2020a las16:13

"El Gobierno se tiene que dar cuenta que algo no está haciendo bien", destaca en diálogo con Agrofy News Fernando Borachia, prosecretario de Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).

El reclamo contra la intervención y anuncio de expropiación del presidente Alberto Fernández se replicó en distintos puntos del país.

Desde localidades con una actividad fuertemente ligada al sector agropecuario hasta la puerta de la Residencia de Olivos, en donde ayer Fernández se reunió con el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti.

"Emociona mucho la reacción de la ciudadanía", agrega Marina Masat de Productores Autoconvocados y Coninagro Santa Fe.

Según Borachia, el tema de Vicentin es más grave que la 125: "Esto es una expropiación". "Consideramos que es el avance de un poder sobre otro. No hacemos distinción de si la empresa es buena o mala. Si hubo un fraude que lo paguen, pero hay formas legales".

Para el dirigente de Carbap, el costo de que el Estado se haga cargo de la empresa es "injusto para todos los argentinos". "Nos pasó con Aerolíneas Argentinas y con YPF, es un negocio para pocos". "El verso de la soberanía alimentaria nadie se lo cree, no hay justificación razonable para eso", agrega.

Marina Masat relata desde Avellaneda, ciudad en donde nació Vicentin: "Estamos defendiendo nuestra República y nuestra Constitución. Es la que elegimos y la que deseamos para el futuro de nuestros hijos".

"No hay motivos para estar en esta situación, en donde el poder ejecutivo avasalla poderes. Hay una manifestación de la gente, no queremos un Gobierno autoritario, que controla y que interviene, queremos una República en libertad", agrega.

Otros factores

Detrás del descontento de productores también hay otros factores. "Es un combo que se suma", cuenta Borachia y enumera el aumento de retenciones, las restricciones cambiarias, el vandalismo hacia el sector y hasta el "manoseo" por el tema de aplicaciones de fitosanitarios.

"Evidentemente algo está pasando para que haya semejante nivel de adhesión. No solo era gente del campo", describe.

Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina, manifestó: "El banderazo no es solo por el caso Vicentin. Acá hay gente que ve un atropello sobre las libertades y el derecho de propiedad. Hay también gente que no pertenece al sector, pero ven al igual que sus principios derechos se ven amenazados".

El dirigente rural explica que "es una reacción en general en favor de los valores de la Nación y la República. Y también contra el abuso de poder y el avance del sector público sobre el privado. Hay municipios que intentan avasallar al privado con impuestos".

"No solo solo de productores, también del comercio, la industria, los servicios, profesionales. El camino tiene que ser otro para construir una República, es el respeto de las libertades institucionales y del respeto del rol de cada uno de los poderes", concluye.

Temas en esta nota

Seguí leyendo