Aguinaldo 2020: impacto de la prestación no remunerativa por suspensiones

El aguinaldo se define como "la doceava parte del total de las remuneraciones definidas en el Artículo 103 de esta ley, percibidas por el trabajador en el respectivo año calendario".

Por |
Aguinaldo 2020: impacto de la prestación no remunerativa por suspensiones
27deJuniode2020a las08:45

El sueldo anual complementario (SAC), conocido como aguinaldo, es un rubro de carácter remunerativo que se devenga en forma anual pero se abona en dos cuotas y que complementa la remuneración ordinaria o principal percibida por el trabajador.

El artículo 121 de la LCT lo define como “la doceava parte del total de las remuneraciones definidas en el Artículo 103 de esta ley, percibidas por el trabajador en el respectivo año calendario”. 

El empleador debe abonar el aguinaldo en dos cuotas: la primera de ellas con vencimiento el día 30 de junio y la segunda con vencimiento el día 18 de diciembre de cada año. El pago se debe efectuar en esas fechas, no siendo aplicable el plazo de los cuatro días hábiles que fija el artículo 128 de la LCT para la generalidad de las remuneraciones ordinarias y que se cuentan a partir del día siguiente al del vencimiento  del periodo de liquidación (mes o quincena).           

El monto de cada cuota del aguinaldo se calcula tomando como base el 50% de la mayor remuneración mensual devengada por todo concepto dentro del semestre que corresponde, explica la Dra. Marina Simondegui, especialista laboral de Arizmendi.

Sin perjuicio que la Ley de Contrato de Trabajo solo prevé el pago del aguinaldo en forma proporcional para los supuestos de extinción del contrato de trabajo al establecer que el trabajador tendrá derecho a percibir la parte del sueldo anual complementario devengado en la fracción del semestre trabajado hasta el momento en que finaliza la prestación de servicios, esta misma regla se aplica cuando por cualquier motivo no se hayan devengado remuneraciones durante el semestre completo.

En este sentido, el artículo 1º del Decreto 1078/84 dispone que la liquidación del aguinaldo “será proporcional al tiempo trabajado por los beneficiarios en cada uno de los semestres en que se devenguen las remuneraciones computables”.

Así, existen casos en los cuales no se devengan remuneraciones durante una parte del semestre y otras en las que directamente no se devengan. En el primer caso, el aguinaldo se debe liquidar en forma proporcional y en el segundo no corresponde liquidar suma alguna en concepto de aguinaldo. También podemos citar casos en los que durante una parte -o todo el semestre- el trabajador percibe una prestación no remunerativa por aplicación de un acuerdo en el marco del artículo 223 bis de la LCT.

Debido a la crisis económica de público conocimiento consecuencia del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio decretado a raíz de la pandemia por el COVID-19 y a la circunstancia de que las únicas suspensiones por falta o disminución de trabajo o fuerza mayor autorizadas legalmente son las resultantes de los acuerdos convenidos en el marco del artículo 223 bis de la LCT (Decreto 329/2020 modificado por Decreto 487/2020), el Gobierno nacional luego de un acuerdo con la Unión Industrial Argentina y la CGT emitió la Resolución MTEySS 397/2020 (B.O. 30/04/2020) que fijó los parámetros bajo los cuales se debían encuadrar los acuerdos de suspensión en los términos del citado artículo 223 bis de la LCT para ser homologados por la autoridad administrativa laboral.

Cabe destacar que el citado artículo de la LCT dispone expresamente: “Se considerará prestación no remunerativa las asignaciones en dinero que se entreguen en compensación por suspensiones de la prestación laboral y que se fundaren en las causales de falta o disminución de trabajo, no imputables al empleador, o fuerza mayor debidamente comprobada, pactadas individual o colectivamente y homologadas por la autoridad de aplicación, conforme normas legales vigentes, y cuando en virtud de tales causales el trabajador no realice la prestación laboral a su cargo. Sólo tributará las contribuciones establecidas en las Leyes Nros. 23.660 y 23.661”.

En tal sentido, en caso de suspensiones por fuerza mayor o por falta o disminución del trabajo, el trabajador percibe una prestación no remunerativa. 

El carácter no remunerativo de la prestación o asignación que el empleador abona al trabajador durante la vigencia de estos acuerdos, determina que durante ellos, no se devenga ni hay derecho a la percepción del aguinaldo.  Ello por aplicación del artículo 1º del decreto 1078/84 como ya se ha indicado ut supra.

Esta es la regla general aplicable, por lo que si el acuerdo de suspensión nada prevé se deberá practicar la liquidación proporcional del aguinaldo. Un ejemplo es el caso del  “Convenio de emergencia por suspensión de actividades para el sostenimiento de los puestos de trabajo y la actividad productiva”, firmado por las partes signatarias del CCT 130/75 -Empleados de Comercio- el pasado 05/05/2020.

No obstante, se debe tener en cuenta que puede existir algún acuerdo en el que se haya pactado algo distinto con relación a la liquidación y cálculo del aguinaldo. Este es el caso del acuerdo marco firmado por las partes signatarias del CCT 260/75 -Metalúrgicos- el pasado 28/04/2020, que en el último párrafo de la cláusula 2.8  dice textualmente “Queda expresamente estipulado que para la liquidación del aguinaldo correspondiente al primer semestre del año 2020 se tomara como base la mejor remuneración normal y habitual  devengada en el semestre sin formular reducción laguna en el cálculo derivado del hecho de que el trabajador hubiera estado suspendido por las casuales aquí previstas durante un tramo temporal del semestre respectivo”.  Entonces, en este caso el aguinaldo se debe liquidar directamente el equivalente al 50% de mejor remuneración mensual devengada en el semestre, sin practicar proporción alguna por el lapso de tiempo durante el cual el trabajador percibió la prestación no remunerativa de suspensión.

En conclusión, si bien por regla general el aguinaldo del primer semestre se deberá liquidar en forma proporcional a los períodos en los cuales el trabajador devengó remuneraciones prescindiendo de aquellos en que estuvo suspendido, habrá que estar al texto del acuerdo aplicable al momento de determinar si corresponde proporcionar o no el monto del aguinaldo a liquidar en este primer semestre.

Temas en esta nota

Seguí leyendo