Qué chances hay de un evento Niña y cómo podría impactar sobre los cultivos en Argentina

Muchas zonas están actualmente bajo condiciones hídricas ajustadas.

Por
Qué chances hay de un evento Niña y cómo podría impactar sobre los cultivos en Argentina
15deJuliode2020a las15:19

La Niña es un evento que está normalmente vinculado a una merma en las lluvias de la Argentina. Si bien el fenómeno que se espera hasta el momento sería de una intensidad débil, no deja de preocupar al sector productivo por el impacto que podría tener sobre los cultivos.

La región que podría ser la más afectada es el oeste argentino, en donde ya hay actualmente una sequía que impacta sobre el trigo y que podría dificultar la siembra de la gruesa 2020/21.

Ver también: Se incrementaron las chances de un evento Niña

"Vamos a desembocar en una Niña que para muchos va a ser complicado", dijo a Reuters el meteorólogo independiente Leonardo De Benedictis. “La preocupación es fundamentalmente en las zonas donde se está esperando las lluvias de primavera (de septiembre), que hay que ver si tardan en llegar o si llegan”.

Sobre Córdoba, el oeste de la provincia de Santa Fe y el noroeste de Buenos Aires sufren desde junio una sequía que generó recortes en la estimación de siembra y producción para la actual campaña de trigo.

"Podría haber sido el año del trigo, con un récord de siembra que habría dejado atrás la barrera de 7 millones de hectáreas. Pero la falta de agua se interpuso en las posibilidades de siembra y la nueva meta triguera es alcanzar a cubrir 6,6 millones de hectáreas", destaca un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

"Esas zonas van a pedir al principio de la primavera más de lo que la atmósfera puede dar. Puede ser riesgoso para la floración del trigo, una situación problemática", explicó Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA).

De acuerdo con el indicador de referencia elaborado por el Gobierno estadounidense y la Universidad de Columbia, hay un 54% de probabilidades de condiciones de La Niña entre septiembre y diciembre, cuando el trigo argentino define sus rindes y se siembra la mayor parte de la soja y el maíz.

Si bien para Heinzenknecht La Niña sería principalmente una amenaza para la productividad del trigo porque no se extendería durante toda la primavera austral, De Benedictis cree que existe el riesgo de que el fenómeno impacte en la superficie de la gruesa.

En las zonas que ya arrastran un faltante de agua “es posible que muchos decidan no sembrar, pero porque van a estar imposibilitados de sembrar”, señaló De Benedictis.

Cabe destacar que la campaña 2017/18 sufrió un fuerte impacto de La Niña, que repercutió sobre la cosecha y fue una de las causas de la crisis económica que sufrió la Argentina.

¿Qué chances hay?

El último informe de la Oficina de Riesgo Agropecuario destacó un aumento en la chace de La Niña para la campaña gruesa argentina: "Se prevé que las condiciones neutrales continúen durante el invierno, con una probabilidad del 50-55% de desarrollo de La Niña durante la primavera 2020 y el verano 2020-21".

El índice bimensual de El Niño/Oscilación del Sur es un indicador que combina variables diferentes (presión del nivel del mar, temperatura de la superficie del mar, componentes zonales y meridionales del viento superficial y la radiación de onda larga saliente) sobre el Pacífico tropical.

La figura de abajo muestra la evolución en lo que va de 2020 (línea azul). Un progresivo enfriamiento fue llevando los valores hacia abajo hasta posicionarse actualmente en -0.7, considerándose “fríos” los valores inferiores a -0.5.

En la misma figura se ve la evolución del índice más parecida a la actual, correspondiente al año 2007 (línea naranja), que derivó hacia un verano La Niña.

Temas en esta nota

Seguí leyendo