Trigo: las tres zonas que compensan la caída en la siembra por la falta de agua

Más del 50 % del área nacional manifiesta déficit de humedad, focalizado en las regiones del norte y oeste agrícola y en sectores de los Núcleos Norte y Sur.

Por
Trigo: las tres zonas que compensan la caída en la siembra por la falta de agua
17deJuliode2020a las15:12

Finaliza la ventana de siembra del trigo y el déficit hídrico impide la incorporación del área remanente en diferentes sectores del norte y centro del área agrícola.

No obstante, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires agrega que la favorable condición hídrica en Buenos Aires, La Pampa y Entre Ríos continúa incentivando la incorporación de lotes, compensando las reducciones de área de las zonas afectadas por sequía y permitiendo sostener nuestra proyección de superficie en 6,5 millones de hectáreas.

"La incorporación de lotes en las áreas con escasez de humedad se ha visto prácticamente interrumpida desde hace varias semanas", destaca la Bolsa de Cereales.

En lo que refiere a la condición hídrica, más del 50 % del área nacional manifiesta déficit de humedad, focalizado en las regiones del norte y oeste agrícola y en sectores de los Núcleos Norte y Sur. Se registra una demora interanual de 0,3 puntos en la etapa de macollaje y de 0,1 puntos en la etapa de encañazón.

Siembra de trigo por zonas

Al no revertirse esta situación, previo al cierre de la ventana de siembra, los productores han decidido resignar la implantación de los lotes remanentes, dando por finalizadas las labores en las regiones Centro Norte y Sur de Córdoba, NEA y Núcleo Norte, con más de 72.000 hectáreas por debajo de nuestra última estimación.

Sin embargo, la mejora en el estado hídrico tanto en el sur como en sectores del este del área agrícola nacional, impulsó la intención de sumar cuadros a la siembra del cereal. De cumplirse estos planteos durante el mes y medio que resta antes de finalizar la siembra, se alcanzarían las 6,5 millones de hectáreas estimadas para el ciclo en curso.

En cuanto a lo que respecta a la condición del cultivo, los primeros cuadros implantados concentrados en el centro y norte del área agrícola, se mantienen en condiciones normales. Sin embargo, a pesar de que las plantas aún no presentan una gran demanda de humedad, comienzan a registrarse demoras en el crecimiento y el desarrollo por falta de agua y temperaturas frías.

Trigo en la región núcleo

El destino de unas 100.000 hectáreas de trigo se juega los próximos días: "Por la falta de agua ya han dejado de sembrarse unas 160.000 ha destinadas al cereal", anticipa la Bolsa de Comercio de Rosario sobre la situación en la región núcleo.

La estimación de área triguera de la región núcleo paso de 1,8 a 1,64 millones de hectáreas. Ahora están en juego 100.000 hectáreas, que dependen de las lluvias del próximo fin de semana.

Los pronósticos indican que las lluvias más importantes se recostarían sobre el norte bonaerense y podrían llegar al resto de la región en forma aislada. En el este cordobés y el sur santafesino todavía falta un 30% por sembrar. 

¿Hay esperanza para el trigo cordobés? Hay probabilidad de lluvias para el próximo martes en el sudeste de Córdoba.Si bien las chances son bajas y el volumen no sería significativo, igualmente podría ser un gran alivio.

"Las lluvias se cortaron hace casi tres meses en el este de Córdoba, dejando un 10% del área de intención sin poder sembrarse. Si llueve, se podría incorporar un remanente de ciclos cortos, mencionan en la zona", señala la BCR.

Cabe destacar que el 75% del trigo macollando con frío y sin agua: "El crecimiento retrasado es la característica común a todos los trigos de la región".

El 10% de los lotes está emergiendo, un 15% emitiendo hojas y un 75% macollando. Las bajas temperaturas aplacan la tasa de crecimiento y disminuyen la respuesta a la fertilización. Aparte, la reciente helada del 14 de julio, más allá de los fuertes registros, duró entre 7 y 10 horas, lo cual la hizo verdaderamente peligrosa.

En este sentido, se multiplican los lotes trigueros con pérdidas de hojas basales, amarillamiento y falta de vigor.  Se considera que 150.000 hectáreas se encuentran en condiciones regulares, mientas que el resto de los lotes se reparten entre muy buenas a buenas condiciones. 

En el centro sur de Santa Fe, con la falta de agua junto a la sequía, se observa aparición de pulgones. De continuar este déficit hídrico, los trigos podrán perder macollos y algunos rodeos, donde se reduciría el stand de plantas.

"Se empieza a estimar que el rinde podría resentirse entre un 20 y un 30%. El norte bonaerense cuenta con mejores reservas para resistir un mes más sin perder rendimiento", concluye la BCR.

Temas en esta nota

Cargando...