"Iluso era el chango": en el norte aseguran que la campaña de maíz será difícil de olvidar

El maíz en tiempos de pandemia. Productores del norte realizaron una descripción de la campaña 2019/20 y apuestan a levantar cabeza con la 2020/21.

Por
"Iluso era el chango": en el norte aseguran que la campaña de maíz será difícil de olvidar
20deJuliode2020a las15:54

La Asociación de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor) realizó un balance de la campaña de maíz 2019/20, en donde se sembró un 3,2 % menos de superficie que en el ciclo anterior, lo que representa unas 2.900 hectáreas menos sobre un total 120 mil hectáreas en la región.

Maíz: balance en el norte

En Tucumán y zonas aledañas, desde el arranque fue una campaña marcada por la disparidad en las precipitaciones y por eso hoy se observa gran variabilidad en los rindes, generando una gran sorpresa en los productores.

Desde Apronor destacan que el cultivo (de maíz) tuvo la particularidad de tener una ventana productiva muy estrecha: "Lo que se sembró antes de la sequía de diciembre y enero fracasó. Adicionalmente las altas temperaturas de marzo estresaron los cultivos, y para aquellos sembrados posteriores al 25 de enero se vieron afectados por heladas tempranas ocasionando inmadurez fisiológica"

Quienes acertaron en fecha de siembra, manejo, materiales utilizados y además fueron bendecidos por las lluvias tienen buenos rindes con picos superiores a 10.000 kg por hectárea. De igual manera, los cuadros que superan los 100 qq/ha representan el menor porcentaje: "En la vereda opuesta nos encontramos con rindes moderados a bajos y hasta lotes que quedarán sin trillar".

Actualmente, el avance de cosecha es del 60% y aseguran que el ciclo está lejos de considerarse bajo “condiciones normales”.

Por un lado, los productores agropecuarios y contratistas se ven afectados por la pandemia Covid-19, sobre todo por los requisitos de imposible cumplimiento vinculados a la logística: "La situación más crítica se da en los puestos de control limítrofe de Santiago y Tucumán", advierten desde Apronor y señalan que se realizaron presentaciones de amparo en Tribunales Federales.

Por otro lado, se sumó el hecho que el grueso la siembra se haya atrasado: "Muchos maíces todavía no lograron bajar el porcentaje de humedad requerido por el mercado, lo que retrasó aún más la recolección del cereal".

A nivel nacional, la buena noticia es que se alcanzaron los 50 millones de toneladas, superando a la producción de soja por primera vez en 23 años: "Un gran incentivo para este cultivo encantador que permite agregar valor de distintos modos", destacan desde la Asociación de Productores.

Ver también: La cosecha de maíz entró en la recta final

El otro aspecto que destacan desde Apronor es que las retenciones se duplicaron en el último año, lo que se suma al menor precio por el impacto de la pandemia de coronavirus, que llevó al precio del maíz a un mínimo de 10 años. Este marco llevó los rindes de indiferencia a los 60 qq/ha: "Los productores deberán tener los márgenes muy actualizados para tomar decisiones y evitar los quebrantos".

Productores del norte concluyen que "será otra campaña que nunca olvidaremos". "Con los rindes de soja dijimos 'estamos en el horno', con el maíz estamos esperando levantar cabeza, pero parece que no pasará". "¡Que alguien apague el horno!", describen y se preguntan si podrán levantar cabeza con el trigo, o con la soja, o con una baja de retenciones: "Iluso era el chango". 

Temas en esta nota

Seguí leyendo