El girasol va por la revancha: relación insumo-producto favorable y mejor desempeño frente a una posible Niña

Si bien todavía faltan semanas para ingresar a la ventana de siembra, las señales observadas hasta el momento son alentadoras.

Por
El girasol va por la revancha: relación insumo-producto favorable y mejor desempeño frente a una posible Niña
27deJuliode2020a las10:05

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires compartió el informe de Pre Campaña para el girasol 2020/21, en donde destacó que podría aumentar la superficie con la oleaginosa gracias a la mejor adaptación del cultivo a un posible año Niña. Además, la relación insumo-producto se muestra favorable contra el promedio de los últimos años.

El relevamiento de la entidad porteña señala que los datos preliminares, obtenidos a partir de las consultas con colaboradores distribuidos a lo largo de toda la región agrícola, reflejan una clara intención de expandir área: "Se proyecta una superficie total destinada a la oleaginosa de 1.800.000 hectáreas, reflejando un incremento interanual de 200.000 hectáreas (+12,5 %), y superando al promedio del último quinquenio en 8,2 %".

En el norte del país, principalmente el NEA, ante una mejora de la humedad superficial durante la ventana de siembra se espera una importante recuperación de área no solo por una mayor intención de siembra, sino también por una mayor oferta de lotes que inicialmente estaban destinados a la siembra de trigo y por falta de humedad hasta ahora no pudieron ser incorporados en la rotación.

Mientras tanto, sobre los núcleos productivos de Buenos Aires y La Pampa, la oleaginosa se perfila a expandir el área debido fundamentalmente a incentivos de precios favorables para su producción.

La ventana de siembra va desde principios de agosto hasta mediados de septiembre en las regiones agrícolas del centro y norte del país, y se reactiva a partir de octubre en los núcleos girasoleros del sur extendiéndose hasta principios de diciembre.

Girasol: clima y precio

En cuanto al escenario climático, el aporte de lluvias durante el mes de julio sobre el margen este establece un nivel de humedad adecuado en los núcleos productivos para la implantación de la oleaginosa. 

"Los sectores que hoy se encuentran bajo déficits hídricos podrán mejorar su condición a tiempo y presentar un escenario entre adecuado y óptimo para la implantación de lotes, incrementando la participación del girasol en la rotación", destaca la Bolsa de Cereales.

El informe previo agrega que las perspectivas climáticas que anuncian un año niña (es decir, con precipitaciones acumuladas por debajo del promedio), bajo las cuales el girasol presenta un mejor desempeño en comparación a otros cultivos de verano.

Por otro lado, el precio del girasol se ubica por encima de los valores registrados en el mismo periodo de la campaña anterior: "Si tomamos el precio Cámara de Bahía Blanca y el tipo de cambio vendedor del Banco Nación, en julio del 2020 el girasol promedió los 246 usd/tn, un 11% por encima de los 222 usd/tn que promediaba en julio del año pasado".

En cuanto a los costos, si bien en las últimas campañas se observa una tendencia a la disminución de los precios de los insumos claves para la producción del cultivo, en la campaña vigente esta reducción se profundizó.

En detalle, los insumos relacionados con el precio del petróleo registraron considerables bajas como el caso de combustibles (-18 %), urea (-13 %) y fosfato diamónico (-13 %).

En este sentido, se observa una mejora en la relación insumo-producto respecto a la campaña previa e incluso al promedio de las últimas cinco campañas: "Esta relación muestra la cantidad de producto necesario para comprar una unidad de insumo, su baja refleja que se necesitará una menor cantidad de producto para comprar la misma cantidad de insumos", explica la Bolsa de Cereales. Las mejoras más importantes se registran en combustibles y fertilizantes.

Temas en esta nota

Seguí leyendo