El área de siembra de maíz está en jaque por la falta de agua y la posibilidad de un año Niña

La ventana para la siembra se acerca con poca disponibilidad de agua y genera incertidumbre a la hora de la toma de decisiones.

Por
El área de siembra de maíz está en jaque por la falta de agua y la posibilidad de un año Niña
31deJuliode2020a las08:26

La presencia de un invierno con pocas lluvias generó un recorte en la siembra de trigo, si estas condiciones continúan, harán lo propio en la campaña de maíz. Según destacan desde CCA, agosto será un mes sin recomposición pluvial.

El pronóstico para los próximos meses no muestra resultados alentadores para la siembra de maíz. En este sentido, el productor deberá decidir si sigue apostando al maíz o toma otra decisión. Según el informe de la Guía Estratégica para el Agro, señalan que si se afirma La Niña y se retrasan las lluvias de primavera puede haber aún menos maíz.

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario argumentaron que el clima va a ser determinante para que el maíz recupere terreno o siga descendiendo la intención de siembra. Según los primeros reportes, se estima una reducción del 10%. 

Ver también: Anticiparse a la campaña 20/21

Los productores advirtieron a GEA que ya están pensando en las lluvias de septiembre y necesitan saber cuál puede ser el escenario de lluvias del verano. De esta manera esperan una actualización del Índice Niño Oceánico y se teme que se afirme una Niña, señalaron.

Por su parte, técnicos cercanos a la zona de Carlos Pellegrini comentan que no se está haciendo ningún tipo de movimiento, ni de planificación. “En esta región, la demanda de insumos de maíz mostraba poco movimiento y las decisiones se estiran”, señalaron desde la BCR.

Esta situación genera que el ánimo del productor esté supeditado a cuando llueva. Según informaron a GEA, hay una decisión muy fuerte de sostener la productividad de los lotes a través de la rotación y fertilización.

Otro dato a analizar son las reservas de agua. Si se compara las actuales con las de 2019, se observa que el año pasado las reservas de agua en la región núcleo eran casi óptimas y sólo escaseaban en forma leve en el sudeste de Córdoba, Chaco y Santiago del Estero.

Trigo

En lo que respecta a este cultivo de invierno, la situación continúa desmejorando. 

Según los datos aportados por la BCR, los cuadros en condición regular ascendieron a 280 mil ha en la zona núcleo. “Están concentradas principalmente en el este cordobés y centro sur santafesino, las áreas con mayor incidencia de la sequía”, explicaron desde GEA. 

El informe refleja que solo el 63% se clasifica como buenos, la mayor parte de estos lotes están ubicados en el sureste santafesino y el noreste bonaerense. Por su parte, las últimas lloviznas mantienen la condición del cereal y ayudarían a superar el macollaje sin perder demasiado potencial de rinde, aseguran los técnicos.

Se dan por finalizadas las tareas de siembra en trigo con un nuevo recorte de 40 mil hectáreas. “Finalmente, la siembra triguera cae un 10% respecto del año pasado, cubriendo un área estimada de 1,6 M ha de trigo”, concluyeron desde la BCR.

Temas en esta nota

Seguí leyendo