Indígenas bloquean la BR-163, una ruta clave para la soja y el maíz en Brasil: qué reclaman

La tribu dice que el gobierno federal no los ha protegido de la pandemia de coronavirus que ha matado a cuatro de sus mayores.

Por
Indígenas bloquean la BR-163, una ruta clave para la soja y el maíz en Brasil: qué reclaman
20deAgostode2020a las19:03

Manifestaciones indígenas bloquearon el jueves la BR-163, una ruta clave para el transporte de granos en Brasil.

La tribu Kayapó dice que el gobierno federal no los ha protegido de la pandemia de coronavirus que ha matado a cuatro de sus mayores y no los ha consultado sobre un plan para construir un ferrocarril junto a sus tierras.

El Kayapó retomó ayer la protesta sobre la carretera BR-163 en la región de Novo Progresso.

La carretera BR-163 une las ciudades del estado agrícola más grande del país, Mato Grosso, con el puerto de Miritituba, una importante entrada fluvial de exportación en el estado de Pará. Con la temporada de la soja casi terminada, el principal grano que se transporta actualmente por carretera es el maíz.

Edeon Vaz Ferreira, director ejecutivo de Pro-Logistics Movement, un grupo vinculado a la asociación de agricultores de Mato Grosso Aprosoja, dijo a Reuters que aún se envía maíz, pero que la situación se vuelve cada vez más compleja.

“Cualquier paro complica el flujo y la programación de barcazas y barcos”, dijo Ferreira, sin dar más detalles sobre cómo el puerto se ha visto afectado por las protestas.

A principios de esta semana, la Asociación Brasileña de Industrias de Aceites Vegetales (Abiove) dijo que una autopista BR-163 bloqueada podría afectar alrededor de 50.000 toneladas de exportaciones de soja y maíz por día en su camino hacia el puerto de Miritituba.

Un fallo judicial de esta semana ordenó a los manifestantes abandonar la vía, lo que el Kayapó cumplió temporalmente el miércoles. Pero no muestran signos de retroceder permanentemente, ya que insisten en que los representantes del gobierno se reúnan con ellos para conversar.

Temas en esta nota

Seguí leyendo