Pronosticaron los cambios en el suelo del Gran Chaco en 2080: cuánto territorio se destinará la agricultura

El INTA Santiago del Estero realizó una proyección de las modificaciones que sufrirán las provincias de Formosa, Chaco, Salta y Santiago del Estero.

Por
Pronosticaron los cambios en el suelo del Gran Chaco en 2080: cuánto territorio se destinará la agricultura
08deSeptiembrede2020a las15:37

El INTA Santiago del Estero se preguntó, ¿cómo será el uso del suelo en el Gran Chaco en 2080? En este sentido, el técnico Marcelo Navall, señaló que una de las formas de pronosticar los cambios de uso del suelo es proyectar las tasas de cambio de períodos conocidos del pasado. 

De esta manera, a partir de transiciones observadas entre categorías de uso y coberturas del suelo para el período 2010 a 2017 por la Plataforma MapBiomas Chaco.  Este proyecto es una iniciativa multi-institucional para generar mapas anuales de cobertura y uso del suelo a partir de procesos de clasificación automática, aplicada a imágenes de satélite, explicaron desde la Estación Experimental. 

Las matrices de transición permiten estimar no sólo la tasa de pérdida de superficie de formaciones leñosas forestales, sino que además permiten conocer el destino de esas tierras que cambiaron de uso. “También se puede cuantificar la incorporación de nuevas tierras que pasan a ser formaciones leñosas forestales, por ejemplo, por abandono de la agricultura”, detallaron.

Figura 1: proyección de la superficie por categoría de uso/cobertura del suelo para el período 2010/2080, para las cuatro provincias argentinas con mayor superficie dentro del Gran Chaco. La categoría “sólo desmonte” sólo toma en cuenta la tasa de pérdida de la categoría “Leñosas Forestal Natural”, sin considerar el retorno a ésta de otras tierras.

La tabla siguiente muestra los cambios porcentuales de cada tipo de uso/cobertura evaluado, entre el valor calculado para 2080 y el observado en 2010.

Tabla 1: porcentajes de cambio dentro de cada categoría de uso entre el valor proyectado para 2080 respecto del valor observado en 2010. La tasa más elevada del grupo mostrado en la tabla 1, es el incremento de la superficie agrícola en Santiago del Estero, que fue del 12,7% respecto de la superficie agrícola observada en 2010

De la proyección se puede observar que en 7 años que un 21,7 % de la superficie agrícola (AGR) se abandonó de su cultivo y evolucionó hacia formaciones leñosas o de pasturas (LFN o HVP), mientras que en el mismo período se incrementaron en un 27,7% las tierras agrícolas por la incorporación de tierras de LFN y HVP. 

“En 7 años el uso agrícola en la región “recicló” 21,7% de su superficie, y creció en un 6% neto. Se puede decir que la pérdida neta de superficie “forestal” es del 1% cada 7 años”, detalló el informe. Además, un 13% de la superficie de vegetación dispersa, herbáceas y pasturas (HVP) evolucionó hacia formaciones “forestales”.

Por otra parte, las tasas de “no cambio” son bastante elevadas para toda la región. “Para el Gran Chaco Americano, y para el período de 7 años considerado, las tasas de permanencia fueron del 88% para la categoría “Leñosa Forestal Natural”, 82% para Herbáceas, Vegetación dispersa y pasturas, y del 74% para Agricultura”, señala la proyección.

Para finalizar, el trabajo señala que la definición de la categoría “Leñosa Forestal Natural” es inclusiva del umbral de definición de bosques de la ley de bosques 26331, por considerarse en esta categoría las tierras que tienen más de un 20% de cobertura de leñosas.

 Sin embargo, hay una gran diversidad de situaciones por encima de ese umbral, desde bosques densos de alto stock maderero, hasta arbustales con árboles dispersos. “Sin duda que la incorporación de tierras que vienen de uso agrícola o de formaciones más abiertas, será a partir de formaciones de baja densidad forestal, que probablemente estén muy por debajo de las existencias de leñosas promedio de la categoría LFN”, concluyó el informe.

Temas en esta nota

Seguí leyendo