Planteo del FMI en Argentina: "No venimos con la idea de ver cómo podemos ajustar el gasto"

Así lo detalló la titular de la entidad, Kristalina Georgieva mientras una misión mantiene reuniones con el Gobierno. Además, se plantearon cuatro puntos para afrontar la pandemia.

Por
Planteo del FMI en Argentina: "No venimos con la idea de ver cómo podemos ajustar el gasto"
07deOctubrede2020a las07:55

Argentina recibió una misión del Fondo Monetario Internacional con el objetivo de seguir el caso del país y ya pensar en las negociaciones por la deuda. En este marco, la presidenta de la entidad señaló que desea a la gente de Argentina todo lo mejor en este momento tan difícil.

"No venimos con la idea de 'bueno, veamos cómo podemos ajustar aún más el gasto en estos tiempos’", destacó a CNN en Español. En este sentido, sostuvo que el FMI vino al país a escuchar a las autoridades y escuchar al pueblo argentino. 

“Hemos tenido muy claro en esta crisis que es importante brindar apoyo a las empresas y, lo que es más importante, a los trabajadores. Esta crisis es un shock exógeno. Nos hizo hacer lo impensable: dejar de producir conscientemente y dejar de consumir. Eso requiere un alivio mediante el apoyo a la economía”, destacó la presidenta del FMI.

En este sentido, se refirió: “Esperamos ayudar a Argentina a definir unos objetivos de crecimiento a mediano plazo. Ver cuáles son los obstáculos al crecimiento. Y también para que la economía salga más fuerte para que pueda cumplir con las expectativas del pueblo argentino”.

Georgieva también planteó ejes para superar esta situación que atraviesa el mundo, la pandemia. En este sentido, remarcó el impacto del momento que se vive y señaló: “En el segundo trimestre de este año, la actividad económica mundial registró una caída inaudita debido al cierre durante semanas del 85% de la economía mundial”.

Recuperar la economía

Para superar este escenario, la titular del FMI planteó cuatro ejes, entre ellos destacó la necesidad de defender la salud. “Es imperativo gastar en tratamientos, pruebas y rastreo de contactos, como lo es reforzar la cooperación internacional para coordinar la fabricación y distribución de la vacuna, en especial en los países más pobres”, sostuvo.

También, destacó que solo si se derrota al virus en todas partes se puede garantizar una recuperación económica completa en cualquier parte.

En segundo lugar, Georgieva planteó evitar la retirada prematura de las políticas de apoyo. “Allí donde la pandemia persista, será fundamental mantener el apoyo en toda la economía, tanto a las empresas como a los trabajadores, por ejemplo, en forma de aplazamientos del pago de impuestos, garantías de crédito, transferencias monetarias y subsidios salariales”, sostuvo.

“Igual de importante es mantener el tono acomodaticio de la política monetaria y las políticas de liquidez, para garantizar el flujo de crédito, en especial hacia las pequeñas y medianas empresas, lo cual respaldará tanto el empleo como la estabilidad financiera. Si se corta la cuerda de ayuda antes de tiempo, el largo camino cuesta arriba se convertirá en una caída al vacío”, remarcó la presidenta del FMI.

En tercer lugar, señaló que se necesita la aplicación de una política fiscal flexible y orientada hacia el futuro. En este sentido, sostuvo que esta crisis provocó profundas transformaciones estructurales, y los gobiernos deben desempeñar el papel que les corresponde a la hora de reasignar capital y mano de obra en apoyo de la transición. 

“Para ello, se requerirán estímulos para la creación de empleo, especialmente en inversión verde, y será necesario amortiguar los efectos sobre los trabajadores, a través de la recapacitación y el reciclaje, pero también ampliando la cobertura y duración del seguro de desempleo. Para que la transición a los nuevos puestos de trabajo sea justa, será fundamental proteger el gasto social”, detalló.

En cuarto lugar, el FMI planteó abordar la deuda, principalmente en los países de bajo ingreso. Georgieva explicó que estas naciones entraron en esta crisis con niveles de deuda ya altos, y esta carga se ha vuelto aún más pesada. 

“Para hacer frente a la crisis y mantener las necesarias políticas de apoyo, para evitar que se reviertan los avances logrados en materia de desarrollo a lo largo de décadas, estos deberán recibir más ayuda, y de forma rápida. Para ello, deberán tener acceso a más donaciones, créditos concesionarios y alivio de la deuda, en combinación con una mejora de la gestión de la deuda y la transparencia”, especificó.

“El ascenso será complicado. No podemos conformarnos con reconstruir la vieja economía, marcada por un crecimiento y productividad reducidos, una desigualdad elevada y un empeoramiento de la crisis climática”, concluyó.

Temas en esta nota

Seguí leyendo