Día de la Mujer Rural: mano a mano con Teresa Vendramini, la primera mujer en presidir la Sociedad Rural Brasileña y la FARM

Su relación con el campo y el camino que transitó hasta llegar a ser una de las principales dirigentes rurales de Latinoamérica.

Por |
Día de la Mujer Rural: mano a mano con Teresa Vendramini, la primera mujer en presidir la Sociedad Rural Brasileña y la FARM
15deOctubrede2020a las11:14

Si bien el mundo de la producción agropecuaria suele estar más asociado a lo masculino, las mujeres comienzan a ganar terreno y a ocupar lugares de conducción que antes estaban reservadas sólo para los hombres. Teresa Vendramini es un claro ejemplo de liderazgo.

En febrero pasado se convirtió en la primera mujer en presidir la  Sociedade Rural Brasileira (SRB), una institución con 101 años de historia, y a esa tarea le sumó otra igual de ambiciosa, cuando el 18 de septiembre pasado asumió la presidencia de la Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur (FARM), el ente supranacional conformado por las sociedades rurales de los países participantes del Mercosur.

“Es un honor ser la representante de la SRB y de la FARM”, sintetiza en diálogo con Agrofy News desde su hacienda ganadera, en las afueras de San Pablo, en Brasil.

Vendramini tiene 61 años y, a pesar de ser socióloga de profesión, tiene una larga trayectoria en la producción agropecuaria y su relación con el campo es familiar, dado que es la tercera generación que trabaja en agronegocios.

Mano a mano con Teresa Vendramini

¿Cómo es tu relación con el campo?

Mi familia comenzó con esta hacienda hace más de 80 años. Cuando mi padre falleció, me tuve que hacer cargo del establecimiento, hace 15 años. Para mí fue un desafío empezar a involucrarme en el negocio, porque es muy difícil trabajar un campo y conseguir que sea productivo y rentable. Yo no soy agrónoma ni veterinaria y ni me formé en agronegocio, así que tuve que aprender mucho.

Además de comenzar a asistir a cursos especializados y a estudiar bastante, algo que hago mucho es pedir y aceptar la ayuda de las personas. Ahora tengo un agrónomo y un veterinario que trabajan conmigo.

Desde ese momento comencé a trabajar cada vez más y confío mucho en mi trabajo como productora rural. Gracias a él tengo la legitimidad para hablar como presidente de la SRB y de la FARM. 

¿Qué marca te gustaría dejar en tu gestión?

Este año fue muy difícil, por la pandemia del Covid-19. Todos estamos trabajando con restricciones, nos estamos reinventando, repensando, transformando y haciendo cosas diferentes a las que imaginábamos. Muchos de los planes que tenía, tuvieron que frenarse, porque no podía viajar. Recién comencé a hacerlo el mes pasado.

A mi candidatura para la SRB llevé algunos temas que me gustaría discutir. Por un lado, la cuestión ambiental, porque a Brasil se le suele pasar factura sobre el tema. También me interesa hacer hincapié en la educación. En Brasil, el 80% son pequeños productores rurales que no tienen formación ni estudio. Quiero estar cerca de ellos, capacitarlos y ayudarlos a que sean más productivos. El tercer foco es la importancia de la sanidad animal, que hoy por hoy con la pandemia se hace más evidente.

Además, continúo queriendo estar junto con las mujeres, los jóvenes y los pequeños productores, discutiendo todos los temas que nos involucran.

¿Y pensando más en las necesidades específicas de la FARM y de los países que lo componen?

Fui elegida hace poco tiempo presidente de la FARM y aún no tuvimos ninguna reunión. Primero quiero juntarme con los países que la conforman para discutir cuáles son las pautas que serán importantes para el Mercosur. La reunión será a fines de este mes o principios de noviembre, donde hablaremos sobre temas e intereses de producción agrícola. Sí confío mucho en las relaciones internacionales y creo que juntos, los seis países, vamos a poder dialogar también con Europa.

Pensando más en la relación entre la Argentina y Brasil, ¿qué opinión merece la aprobación de la tecnología HB4 para el cultivo de trigo y el rechazo de la industria molinera brasileña al uso de un trigo transgénico?

Es algo muy reciente y por eso prefiero no opinar. Sin embargo, tengo la certeza de que va a poder resolverse.

En Brasil hay un rumor de un aumento en los gravámenes a la exportación, mientras que en la Argentina hubo una pequeña baja en las retenciones, que irán aumentando...

Como representante de la SRB y presidente de la FARM hay cosas donde no tengo injerencia, como los impuestos en Brasil o Argentina. Lo ideal sería que estos temas fueran resueltos de forma positiva y beneficiosa para el productor rural. Espero que ambos países tengan la madurez e inteligencia para solucionarlo.

Sos la primera mujer en presidir la SRB y la FARM, ¿considerás que las mujeres comenzaron a liderar sectores claves de la agronomía?

Las mujeres comenzaron a organizarse mucho en Brasil. Ya desde 2017, lo hicieron dentro de cooperativas, en universidades, formando núcleo de mujeres. Incluso se organizaron en haciendas, y empezaron a estudiar juntas. Hoy es una locura la cantidad de mujeres nucleadas en asociaciones y cosas por el estilo en Brasil. Es muy lindo ver que suceda.

Las mujeres siempre están en búsqueda de más aprendizajes, de más oportunidades de trabajo. Cuando estamos juntas y trabajamos en conjunto, se abren nuevas oportunidades. Hasta comenzaron a frecuentar lugares que antes las mujeres casi ni iban solas. Hoy por hoy participan de ferias y eventos, van en grupo de 8 o 10 y les da más fuerza y seguridad.

En el sur de Brasil no hay mucho prejuicio contra la mujer, pero en el norte sí, hay preconceptos y dificultades para trabajar y fundar empresas, pero estar en grupo nos fortalece. Hoy somos más de 30% las mujeres que tomamos las riendas de nuestro propio negocio.

¿Tuviste muchos obstáculos para llegar a comandar una entidad como la SRB?

El camino nunca es fácil, ni para mí ni para nadie. Muchas personas me preguntan cómo llegué a la presidencia, y sinceramente, creo que fue mucho trabajo. Me preocupo por todo lo que hago, y me preocupo por hacerlo bien. Tengo seguridad y puedo hablar, porque soy productora rural, y en este mismo momento, estoy trabajando en mi hacienda y eso es algo que me califica. Hablo por los productores, pero soy una de ellos, los entiendo y sé lo que sienten.

Fue mucho trabajo. Antes de ser presidente, fui directora de ganadería de la entidad por tres años. Trabajé mucho como productora ganadera y conozco todos los temas de la producción agropecuaria de Brasil. Creo que trabajé tanto que llamó la atención de algunas personas de SRB que me terminaron lanzando como presidente.

Temas en esta nota

Seguí leyendo