La lluvia llegó tarde para el trigo: rinde promedio de 8,5 qq/ha y lotes que van para animales o que se barbechan

Se ajustó la estimación de producción y la cosecha cae por debajo de los 17 millones de toneladas. La buena condición en el sur compensa en parte las pérdidas.

Por
La lluvia llegó tarde para el trigo: rinde promedio de 8,5 qq/ha y lotes que van para animales o que se barbechan
22deOctubrede2020a las14:23

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires destacó que la cosecha de trigo a escala nacional alcanzó el 3 % del área apta, con un rinde promedio a la fecha de 8,5 qq/ha.

"Tras la sequía y las heladas que atravesaron todo el centro y norte de la región agrícola, nuestra actual proyección de producción cae a 16,8 millones de toneladas (-700 mil toneladas respecto a nuestra anterior proyección de 17,5 millones de toneladas)", destacó la entidad porteña.

En el informe semanal, la Bolsa de Cereales destaca que esta nueva proyección se encuentra respaldada en gran medida por el favorable escenario relevado al sur del área agrícola.

Al mismo tiempo, el relevamiento muestra que en la franja central las lluvias registradas en los días previos no generarían cambios importantes en las expectativas a cosecha debido al avanzado desarrollo del cultivo.

En el norte del país la cosecha avanza sobre lotes con rendimientos por encima de los 3 qq/ha. En la región NOA ya se ha recolectado el 31,5 % del área apta, mientras que en el NEA se recolectó el 19,9 %, con rindes promedio de 7,8 qq/Ha y 9,8 qq/Ha respectivamente.

El informe semanal muestra que, sobre la franja central, las expectativas de rinde oscilan entre los 6 y los 25 qq/ha. Al tiempo que aumentan las hectáreas que se destinan a consumo animal o se barbechan para la siembra de verano.

"El déficit hídrico y las heladas causaron mermas de hasta un 60 % sobre el potencial de rinde, y las lluvias de esta semana no tendrían impacto ya que más del 55 % del área se encuentra desde espigazón en adelante", destacan.

Distinto es el escenario hacia el sur del área agrícola, donde las lluvias del último mes mantuvieron la favorable condición hídrica de los cuadros: "Se realizan aplicaciones para controlar focos de enfermedades y las expectativas de rinde permanecen próximas o por encima de los promedios históricos".

¿Qué pasa con la cebada?

En cuanto a la cebada, las precipitaciones registradas durante los días previos continúan mejorando la oferta hídrica en gran parte del área implantada: "Las zonas más beneficiadas se ubican en el Centro y el Sudeste de Buenos Aires, donde se registraron precipitaciones de hasta 80mm".

En paralelo, en las provincias de Córdoba y Santa Fe el cultivo inicia su período de llenado de grano, mientras que en el centro y sur de Buenos Aires y La Pampa avanza con su espigazón. Tras registrar precipitaciones el pasado lunes y martes, mejora la oferta hídrica sobre el norte y el margen este de la provincia de Córdoba y el centro de Santa Fe.

Actualmente, la cebada se encuentra atravesando las primeras etapas de llenado de grano y se esperan importantes mermas en los rendimientos pese a la reciente mejora en la condición hídrica. Igualmente, en las regiones Núcleo Norte y Sur el cultivo se encuentra en grano lechoso y se esperan rendimientos por debajo al promedio de las ultimas 5 campañas.

Paralelamente, luego de una mejora en la oferta hídrica de 13 puntos porcentuales sobre el centro-oeste de Buenos Aires, el cultivo muestra signos de recuperación mientras los cuadros implantados avanzan con su espigazón.

De continuar con dicha tendencia, la Bolsa de Cereales destaca que se pueden esperan rendimientos similares e inclusive superiores a la campaña 2019/20.

Por último, sobre el sur de Buenos Aires y La Pampa el cultivo inicia su espigazón bajo una condición hídrica entre óptima y adecuada tras registrar precipitaciones de hasta 80 mm el pasado domingo. Actualmente, el 96 % del área posee una condición de cultivo entre Buena y Normal.

Sin embargo, dicha región informo heladas durante la madrugada del 15 y del 21 del corriente mes, lo cual podría repercutir negativamente sobre la formación de los rendimientos. 

Temas en esta nota

Seguí leyendo