Cancillería objetó la Ley de Etiquetado y pidió consensuar con los países compradores de alimentos

El funcionario Jorge Neme planteó la importancia de pensar en la región Mercosur y en las normativas de los mercados que importan estos productos.

Por
Cancillería objetó la Ley de Etiquetado y pidió consensuar con los países compradores de alimentos
16deNoviembrede2020a las10:01

El Senado dio media sanción al proyecto de Ley de Etiquetado que, según los legisladores, busca brindar mayor información al consumidor. A través de advertencias en el envase del producto, las marcas deberán detallar aquellos ingredientes que tiene en exceso.

El proyecto pasó a Diputados y está siendo debatido en las diferentes comisiones. De esta discusión participan las comisiones de Legislación general; Acción social y Salud pública; Defensa del consumidor, del usuario y de la competencia; Industria.

Ver también: El Senado dio media sanción al proyecto de Ley de Etiquetado de Alimentos

Esta iniciativa tuvo el rechazo del sector azucarero y ahora se sumó Cancillería. En este sentido, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería argentina, Jorge Neme, sostuvo que no se puede aprobar una medida de estas características sin pensar en los países a los que se exporta. 

El funcionario dio ejemplos como el trigo HB4 que fue aprobado en Argentina, pero para implementarse Brasil debe dar el visto bueno. Haciendo una correlación, Neme argumentó que Argentina exporta a Brasil 1500 millones de dólares anuales de alimentos envasados.

“En ese sentido la armonización de las normas es un tema clave para la continuidad de ese proceso”, señaló. Asimismo, Neme puso reparos a la redacción del proyecto aprobado por la Cámara Alta.

Ver también: Los ingenios azucareros señalaron que la ley de etiquetado de alimentos no debe “demonizar al azúcar”

“La palabra ´complementar´ que figura en el proyecto del Senado no resuelve claramente la disyuntiva que nos enfrentamos. Este es el punto de vista central de la Cancillería”, aseguró.

No todo el Gobierno tiene la misma posición. La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, manifestó: “El etiquetado nutricional es importante, pero es parte de una política integral de salud, de producción y de información”.

“Este proyecto no está en contra de nadie, ni busca demonizar nada. Todos somos consumidores, para poder ejercer este derecho requerimos tener información. De eso se trata el proyecto: tener la mejor información posible para tomar decisiones”, dijo Español.

Por su parte, el sector sucroalcoholero se manifestó en contra de la iniciativa. El Centro Azucarero Argentino señaló que se pretende demonizar al azúcar como responsable del sobrepeso y la obesidad, es un grave error de diagnóstico que omite el carácter multifactorial del problema. Y destacaron que se trata de alimento natural necesario en medida adecuada, pero no rechazado por autoridad competente alguna.

Temas en esta nota

Cargando...