Con qué dosis de fertilización nitrogenada en maíz se logra el mayor retorno de la inversión

Las deficiencias de nitrógeno son una gran limitante para el maíz, especialmente si el cultivo antecesor es trigo.

Por
Con qué dosis de fertilización nitrogenada en maíz se logra el mayor retorno de la inversión
05deEnerode2021a las11:10

La Estación Experimental Agropecuaria del INTA Reconquista (Santa Fe) analizó la fertilización nitrogenada en maíz de segunda y compartió los resultados del ensayo.

En el norte de Santa Fe, lugar en donde se realizó el ensayo, durante el período 2013-2019 se sembraron en promedio 134 mil ha/año del cultivo de maíz. Esta zona abarca a los departamentos 9 de Julio, Vera, San Javier y General Obligado, con un rendimiento medio de 4.630 kg/ha.

En la zona, el cultivo se realiza con mayor frecuencia en siembras tardías y/o de segunda, en los meses diciembre y enero. Su importancia radica en que se utiliza para alimentación animal y para generar biocombustible, lo que potencia el agregado de valor regional. Además, aporta gran cantidad de residuos de cosecha como cobertura y genera materia orgánica en los suelos.

Fertilizantes: ¿Qué y cuánto conviene aplicar?

Para el cálculo el equipo de Economía Agraria de la Experimental Reconquista del INTA utilizó el análisis de presupuestos parciales, herramienta que permite evaluar el costo vs los beneficios adicionales de la práctica para cada dosis y fuente considerados.

Se utilizaron los datos medios de rendimiento de los ensayos para cada dosis de N considerada (0, 60 y 120 kg N/ha) e información de precios del mercado al 19-10-2020: UREA 39,2 $/kg y NAC 37,84 $/kg, cotización U$S 77,52.

En maíz de segunda realizado luego de trigo, tanto UREA como NAC generaron beneficios económicos al aplicarlos a la siembra, los cuales fueron mayores al aplicar dosis de 120 kg N/ ha (Tabla 4).

UREA generó mayores beneficios que NAC, debido a que aumentó más el ingreso en proporción al incremento en costos (fertilizante, aplicación, cosecha, flete y comercialización), en gran parte debido a su menor costo por unidad de nitrógeno aplicado. Al fertilizar con 60 kg N/ha de UREA se obtuvo el mayor retorno a la inversión realizada y requirió el menor diferencial de rendimiento para pagar la inversión.

Entre las conclusiones, destacan que el uso de 60 unidades de nitrógeno en maíz de segunda luego del cultivo de trigo resuelve la limitante nutricional nitrogenada que presentan suelos de media-baja aptitud en el noreste de Santa Fe, demostrando buena eficiencia en el uso del fertilizante.

"Es propicio realizar fertilización nitrogenada ya que determina aumentos en la eficiencia del uso del agua disponible y la calidad de los granos producidos en la secuencia trigo-maíz. El mayor beneficio económico se obtiene al utilizar 120 kg N/ha de UREA y el mayor retorno a la inversión al aplicar 60 kg N/ha de UREA. Si bien NAC logra beneficios económicos más bajos que UREA, es importante considerar la misma mejora del beneficio económico de forma importante, sin riesgo de pérdidas de nitrógeno por volatilización", señalan.

A continuación, el ensayo completo:

Temas en esta nota

Seguí leyendo