Las agencias marítimas alertaron al presidente por las consecuencias de los conflictos gremiales

Desde la entidad solicitaron especial reparo para no dañar el comercio internacional.

Por
Las agencias marítimas alertaron al presidente por las consecuencias de los conflictos gremiales
12deEnerode2021a las07:30

Los puertos vieron paralizada su actividad durante casi todo diciembre producto de los reclamos gremiales. Desde el Centro de Navegación Asociación Civil, institución que agrupa a las Agencias Marítimas enviaron una carta al presidente Fernández para alertarlo de las consecuencias de los conflictos. 

Las empresas que representan a la mayoría de los buques dedicados al transporte fluvial de cargas y pasajeros le manifestaron al mandatario la preocupación por la situación de conflictividad laboral y paro general registrados en el sector.

Ver también: El paro estimó pérdidas por US$ 100 millones

“El comercio exterior argentino, fue víctima de un cese total de su operatoria producto de las recientes medidas de fuerza llevadas adelante por los gremios que nuclean el servicio de remolque maniobra necesario para que los buques puedan ingresar y egresar de los puertos”, describieron en la carta. Además, agregaron que a esto se sumó el paro de más de dos semanas dispuesto por los gremios que operan en las terminales portuarias aceiteras y graneleras, y ratificado por la Intersindical Portuaria y Afines del Cordón Industrial (IMPACI).

Ante esta situación, la entidad sostuvo que se incumplieron cientos de operaciones de exportación e importación a través de los puertos del Gran Rosario, Buenos Aires, Dock Sud, La Plata, Quequén y Bahía Blanca. Además, la medida fue generando que más de 180 buques queden fondeados a la espera de poder entrar a puerto o retrasados para zarpar.

“Queremos destacar que esta situación produjo pérdidas millonarias, en términos de lucro cesante y extra costos para toda la cadena logística. Pero, además, por un lado, atentó contra el abastecimiento del país por la negativa de atender a aquellos buques con importaciones, las cuales en un 85%, constituyen insumos y capital de trabajo para las exportaciones”, explica la carta. Como ejemplo. se citó a la industria automotriz que no pudo acceder a las partes importadas.

“Esta situación nos ha revelado ante el mundo entero como un país imprevisible, poco confiable para efectuar inversiones. La reiteración de estos hechos podría redundar en la cancelación de escalas de buques en los puertos de nuestro país, y que ello se traduzca en un encarecimiento de la cadena logística con consecuente pérdida de competitividad, actividad, y puestos de trabajo”, expresa la carta dirigida al presidente.

Por su parte, desde el Centro de Navegación señalaron que reconocen y ratifican el derecho de huelga constitucionalmente tutelado. “Tenemos la firme convicción de que el ejercicio de dicho derecho debe efectuarse, sin perjudicar la producción nacional, las fuentes de trabajo argentino y los propios intereses del Estado. En otras palabras: sin lesionar los derechos de todos los argentinos”, destacó el pedido.

Por último, la carta plantea una respuesta a esta situación: “Queremos destacar a Usted la necesidad de que las distintas carteras de su gobierno gestionen y dispongan las medidas correspondientes, en forma articulada, para que a futuro, se garanticen los derechos de los trabajadores, pero respetando al mismo tiempo la continuidad de producción nacional, de la cadena logística y del abastecimiento, garantizando la continuidad de las operaciones de buques en puertos y el flujo del comercio exterior”.

Temas en esta nota

Seguí leyendo