Caminos rurales: recomendaciones para transitar y evitar siniestros

Los movimientos de maquinarias para determinados momentos del año generan un mayor tráfico que obliga a los conductores a tomar recaudos.

Por |
Caminos rurales: recomendaciones para transitar y evitar siniestros
18deEnerode2021a las10:29

Los movimientos de maquinarias en momentos de siembra y cosecha generan mayor tránsito en caminos rurales. Estas vías de comunicación son consideradas caminos terciarios y en muchas ocasiones el mantenimiento está a cargo de las municipalidades o comunas.

A pesar de contar con una menor inversión, estos caminos son fundamentales para la producción agropecuaria. Por eso es importante tomar ciertos recaudos y respetar las normas de seguridad vial.

Ver también: El estado de los caminos rurales ocasiona pérdidas millonarias en el sector agropecuario

Estas normativas rigen en todo momento, pero con mayor tránsito se deben agudizar los sentidos a la hora de manejar. Citando la definición, un camino rural son aquellas vías de tierra cuya finalidad principal es la de facilitar la circulación de vehículos livianos o pesados y equipos para el transporte de bienes o personas para uso comercial y social.

Caminos rurales: estado

Según el último informe de 2019 de la Agencia de Seguridad Vial Nacional, en Argentina existen más de 400.000 kilómetros de caminos rurales. De los cuales, el 65 % tienen inconvenientes o están en mal estado, informó un relevamiento de la Fundación FADA en 2019.

El organismo de Seguridad Vial destacó el riesgo de transitar por estos caminos ante la gran diferencia de tránsito en rutas asfaltadas. En este sentido, destacó que el transporte de carga deja grandes ahuellamientos y además en algunas vías con un carril de circulación que imposibilita el sobrepaso o el entrecruzamiento con vehículos que circulan en sentido contrario, determinando puntos de intersección conflictivos, y el vehículo liviano (automóvil o camioneta) sumado a los vehículos de dos ruedas (motos) que circulan a velocidades superiores, en especial cuando la vía se encuentra en buenas condiciones de transitabilidad.

A estas situaciones se suman el gran número de maquinarias transitando durante la época de cosecha o siembra. También en estos caminos se pueden encontrar animales que transitan por los caminos rurales.

Ver también: Lo que hay que saber para salir a la ruta con una maquinaria agrícola

Desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial destacan que es importante concientizar a los propietarios de animales para que no permitan que los mismos estén en la zona del camino. “El control y la fiscalización debe ser efectiva; en la mayoría de los siniestros con animales resultan involucrados heridos graves o fallecidos”, señaló la agencia en su informe.

La Asociación Argentina de Carreteras alertó sobre las altas velocidades en este tipo de caminos. “La rectitud de sus carreteras, fomenta el exceso de velocidad, concluyendo con el descontrol de los móviles y la lógica y lamentable salida de pista”, argumentaron desde la entidad.

Estos caminos suelen estar en mal estado o con elementos y suciedades sobre la calzada generando inconvenientes en los neumáticos. Por este motivo, ante el caso de reventar un neumático, es importante que el conductor sujete el volante y reduzca la velocidad paulatinamente sin accionar el freno, hasta dejar el vehículo fuera de la calzada. En el caso de salirse del camino y se quiere regresar al trazado, se debe evitar maniobrar y frenar abruptamente, porque se corren riesgos de volcar o perder el control del vehículo.

Transitar por caminos rurales

  • Seguir la huella marcada en el camino de ripio, ya que es más firme que el resto del camino.
  • Viajar a velocidad moderada acorde a las características de cada camino.
  • Recordar que, en este tipo de caminos, los vehículos pierden estabilidad y adherencia.
  • No utilizar cubiertas lisas ni excesivamente reparadas. 
  • No pisar el freno en caso de rompimiento de neumático. Intentar dominar el vehículo y detenerlo lentamente.
  • Evitar maniobrar bruscamente la dirección del automóvil debido a que produce pérdida del control.
  • Proteger el parabrisas y unidades ópticas, a fin de evitar roturas causadas por las piedras. También proteger la caja de velocidades en caso de ser de metal ligero. 
  • Evitar arrollar piedras o rocas durante la circulación por rutas o caminos naturales. 
  • Intentar esquivarlas para impedir daños en la caja de velocidades, el tanque de combustible y los circuitos de los frenos. 
  • En puentes, curvas y pendientes mantenerse a la derecha.
  • Otorgar prioridad al vehículo que asciende en caso de circular en pendientes. 
  • En los guardaganados, alcantarillas y puentes el ancho es reducido y, en algunos, de un solo carril. Disminuir la velocidad y, si fuera necesario, ceder el paso.
  • Al encontrar un vehículo de frente hacer señas de luces, disminuir la velocidad para evitar la proyección de piedras manteniéndose a la derecha del camino. 
  • Recordar que al finalizar el adelantamiento de un vehículo la visibilidad en caminos de ripio es casi nula debido a la nube de polvo que levanta a su paso. Para mayor seguridad, detenerse hacia la derecha, con las luces altas encendidas y las balizas esperando que disipe el polvo.
  • No sobrepasar vehículos ni circular cerca de ellos durante la circulación en caminos naturales o de ripio, ya que el automotor proyecta constantemente piedras hacia atrás. En caso de hacerlo, tratar de ser visto por el otro conductor, colocando la luz de giro izquierda para informar la intención de sobrepaso y esperar la habilitación del otro conductor. 
  • En los caminos naturales o huellas y los caminos de montaña, las curvas no son aptas para altas velocidades. En esos casos, no exceder los 40 kilómetros por hora.
  • Si se encuentran maquinarias realizando maniobras sobre el camino, disminuir la velocidad y esperar las indicaciones de los operarios.
  • En caso de adelantamiento se debe advertir al que le precede su intención de sobrepasarlo por medio de destellos de las luces frontales o la bocina en zona rural. En todos los casos, debe utilizar el indicador de giro izquierdo hasta concluir su desplazamiento lateral.
  • Luz alta, uso obligatorio sólo en zona rural.
  • En zona rural se estacionará lo más lejos posible de la calzada y banquina, en las zonas adyacentes y siempre que no se afecte la visibilidad.

Temas en esta nota

Seguí leyendo