La isoca bolillera sigue siendo la plaga a monitorear: el nivel de presencia es elevado

Desde el INTA Barrow destacaron que las lluvias y las bajas temperaturas procuraron que el número de capturas sea menor, pero sigue siendo importante.

Por
La isoca bolillera sigue siendo la plaga a monitorear: el nivel de presencia es elevado
20deEnerode2021a las09:35

La presencia de isoca bolillera al sur de Buenos Aires sigue siendo importante. Desde el INTA Barrow destacaron que el número de capturas mermó, pero sigue siendo elevado.

Los técnicos Matías Fik y Lucrecia Manso argumentaron estaba baja en relación a las lluvias y a las bajas temperaturas por las noches. A pesar de ello, señalaron que los niveles siguen siendo elevados casi como los de las semanas anteriores a las precipitaciones.

“Se mantuvo en un nivel elevado, similar a lo observado semanas anteriores, demostrando una alta densidad poblacional de la plaga”, aclararon los técnicos del INTA. Además, explicaron que esta situación genera que haya superposición de generaciones, encontrando en este momento en los lotes de soja, tanto posturas como larvas de diferentes tamaños. 

Para esta situación, recomendaron tener en cuenta al momento de monitorear, que esta especie tiene preferencia por consumir los primordios foliares. Es una especie que también puede generar corte de ápices y daños en yemas axilares. 

“Cuando generan este daño, tienen un mayor impacto sobre el rendimiento. Otra cuestión a considerar es que muchas veces, esta especie se encuentra dentro de los primordios foliares y protegidos por una tela, por lo que se dificulta su control con insecticidas”, aclararon los técnicos.

Por su parte, explicaron que se debe sumar que tiene una mayor tolerancia a los insecticidas del grupo “PIRETROIDES”. “Se recomienda utilizar mezclas de activos u otro tipo de moléculas. El resto de las especies por el momento se mantienen en un nivel poblacional bajo”, concluyeron.

Cabe destacar que la información proveniente de las capturas de lepidópteros mediante trampa de luz no reemplaza el seguimiento in situ de las poblaciones de insectos plaga, sino que sirve como una orientación de la evolución de las mismas en la zona. El monitoreo permanente de los lotes de producción es lo que garantiza el éxito en la toma de decisiones.

Temas en esta nota

Seguí leyendo