Soja: el combo altas temperaturas y sequía en etapa crítica impactó sobre el potencial de rinde

La ola de calor aceleró la pérdida de condición de los cuadros de la oleaginosa y el maíz.

Por
Soja: el combo altas temperaturas y sequía en etapa crítica impactó sobre el potencial de rinde
28deEnerode2021a las15:32

La siembra de soja finalizó en Argentina y, a pesar de las lluvias registradas los últimos siete días en el norte y centro este del área agrícola, las elevadas temperaturas dificultan la recarga de los perfiles.

En este contexto, la condición hídrica regular/seca incrementó 11 puntos porcentuales respecto a la semana pasada. En tanto, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires advierte que las altas temperaturas, junto a una oferta hídrica limitante, comprometen al crecimiento de los cuadros sobre el centro del área agrícola, generando mermas de potencial de rinde en lotes adelantados que transitan etapas críticas de formación de vainas (R3) o inician el llenado (R5).

Bajo este escenario la proyección de producción para la campaña 2020/21 se redujo en 500 mil toneladas, ubicando la nueva estimación en 46 millones de toneladas.

En cuanto a la condición del cultivo, la condición normal se mantuvo, mientras que la condición regular/mala incrementó 3 pp en detrimento de la condición excelente/buena. Fenológicamente, la soja de primera se encuentra transitando el estadío crítico de comienzo de fructificación (R3) en un 23,8 % de la superficie implantada, registrando en simultaneo un 11,3 % de los planteos de segunda ocupación iniciando los primeros estadíos reproductivos (R1).

El relevamiento semanal añade que las altas temperaturas demoraron la incorporación de los últimos cuadros sobre el NEA. Sin embargo, se espera concretar la incorporación de los escasos lotes pendientes durante los próximos días. Mientras tanto, la región informa que los cuadros más adelantados se encuentran iniciando floración (R1) y a la espera de nuevas precipitaciones que mejoren la oferta hídrica.

En paralelo, elevadas temperaturas durante la última semana, junto a la limitada oferta hídrica durante gran parte del ciclo del cultivo, comprometen la condición de los cuadros implantados sobre el centro del área agrícola. Tanto el Núcleo Norte y Sur, como el CentroEste de Entre Rios y el Centro-Norte de Córdoba, informan abortos de flores producto del estrés térmico y prevén mermas en los rindes mientras los cuadros más adelantados se encuentran diferenciando vainas (R3). "La región depende de precipitaciones en el corto plazo para frenar el deterioro", destacan.

Por otro lado, los cuadros de soja de segunda informan un escaso desarrollo como consecuencia de la limitada humedad y registran ataques de oruga bolillera, trips y arañuelas, mientras los lotes más adelantados inician su floración (R1). Finalmente, sobre el sur, la soja de primera se encuentra en plena floración (R2) y aguarda por nuevas precipitaciones que repongan la humedad sobre los primeros centímetros del perfil.

¿Cómo viene el maíz?

En el cierre de la ventana de siembra de maíz con destino grano comercial en todo el país, solo restan por incorporar unas 135.000 hectáreas. Gran parte de esta superficie remanente se ubica en las regiones NOA y NEA.

En este sentido, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires destaca que a la fecha ya se logró sembrar el 97,9 % de nuestra proyección para la campaña 2020/21 de 6,3 millones de hectáreas: "Luego de registrar un avance intersemanal de 4,5 puntos porcentuales, se releva un adelanto interanual de 0,9 pp en las labores. En paralelo, las precipitaciones registradas en el este y norte del área agrícola, mantienen las reservas hídricas y sostienen el estado de los cuadros".

Las altas temperaturas registradas desde el informe previo, fueron acompañadas con lluvias heterogéneas sobre el área agrícola nacional. Las zonas con mayores acumulados fueron el Núcleo Norte, el Centro-Norte de Santa Fe y el NEA. En el resto de las zonas relevadas, son necesarias nuevas precipitaciones para asegurar buenos rendimientos en los planteos tempranos que se encuentran llenando granos.

En el caso de los cuadros tardíos y de segunda ocupación, la demanda hídrica aún es moderada, por los cual mantienen un buen estado del cultivo.

Sobre la provincia de Córdoba, los cuadros tardíos mantienen una condición del cultivo entre normal a buena mientras se reportan aplicaciones para controlar orugas.

En las zonas Oeste de Buenos Aires-Norte de La Pampa, Cuenca del Salado y el Centro de Buenos Aires, los rindes proyectados de lotes tempranos se mantienen por debajo de las expectativas iniciales.

Hacia los Núcleos Norte y Sur, los cuadros tempranos con influencia de napa mantienen buenos potenciales de rinde.

En las zonas Centro-Norte de Santa Fe y Centro-Este de Entre Ríos, la cosecha comenzará durante el mes de febrero.

Condición del maíz

En maíz, durante los últimos siete días se registraron lluvias de variable intensidad y cobertura en sectores del centro-este y extremo norte de la región agrícola. Pese a ello, las elevadas temperaturas de los días previos agravaron el déficit hídrico, que no pudo ser compensado por las precipitaciones acumuladas. Bajo este escenario, la condición hídrica óptima/adecuada de maíz total disminuyó 8 puntos porcentuales respecto a la semana pasada.

En términos de condición de cultivo, la condición normal subió 4 pp y la condición regular/mala sumó 2 pp, ambos casos en detrimento de la condición excelente/buena. A la fecha se estima que más del 60 % del área implantada en fechas tempranas transitan etapas críticas de formación de rinde y un 35 % se encuentra en etapas de llenado de grano, en algunos casos reflejando pérdidas irreversibles en su potencial de rinde a cosecha.

En contraste, el maíz sembrado en fechas tardías presenta casi la totalidad de su área aun transitando etapas vegetativas, con chances de recuperar posibles pérdidas de rindes en regiones afectadas por estrés termo-hídrico.

Temas en esta nota

Cargando...