Diseñaron plantas de espinaca que envían emails y aseguran que podrían advertir del cambio climático

Científicos de Estados Unidos desarrollaron este cultivo capaz de generar una comunicación e informar la situación del suelo.

Por
Diseñaron plantas de espinaca que envían emails y aseguran que podrían advertir del cambio climático
03deFebrerode2021a las12:27

Un grupo de científicos de Estados Unidos desarrollaron plantas de espinacas capaces de enviar emails. A través de los correos electrónicos, las plantas informan la composición y minerales que posee el suelo.

Con esta información, los investigadores señalaron que se podría anticipar o advertir ante el cambio climático. “Gracias a la nanotecnología, los ingenieros del MIT (Estados Unidos) han transformado las espinacas en sensores capaces de transmitir la información de forma inalámbrica a los científicos”, explicó el sitio Euronews.

Este proyecto se desarrolló con el objetivo de que las plantas de espinaca alerten sobre la presencia de materiales explosivos. De esta manera, las raíces detectan la presencia de nitroaromáticos en el agua subterránea, que es un compuesto que suele encontrarse en explosivos como las minas terrestres.

A partir de ahí, los nanotubos de carbono de las hojas de la planta emiten una señal. Esta información es leída por un dispositivo que envía una alerta a los científicos a través de un mail.

La idea original fue con este fin, pero luego se descubrió que puede absorber mucha información del suelo. El portal europeo destacó que se trata de un experimento que forma parte de un campo de investigación más amplio que implica la ingeniería de componentes y sistemas electrónicos en las plantas. Esta tecnología es conocida como "nanobiónica vegetal" y consiste en dotar a las plantas de nuevas capacidades.

"Las plantas son muy buenos químicos analíticos", explicó el profesor Michael Strano, que dirigió la investigación. "Tienen una extensa red de raíces en el suelo, están constantemente tomando muestras de agua subterránea y tienen una forma de autoimpulsar el transporte de esa agua hasta las hojas".

Los investigadores, destacaron que se trata de una novedosa demostración de cómo se superó la barrera de comunicación entre plantas y humanos. Tanto Strano como otros científicos aseguran que esta tecnología es capaz de advertir sobre la contaminación o cambios ambientales. 

Por este motivo, se considera que esta tecnología es capaz de enviar advertencia sobre el cambio climático. Durante la primera etapa de la investigación, Strano utilizó nanopartículas para convertirlas en sensores de contaminantes. 

Para ello se modificó la fotosíntesis de las plantas, y se logró que detectaran un mineral específico. Los desarrolladores aclararon que las plantas pueden detectar cambios en el suelo y en el potencial hídrico. “Si aprovechamos esas vías de señalización química, podemos acceder a una gran cantidad de información", sostuvo Strano.

Temas en esta nota

Seguí leyendo