Jorge Neme señaló que Argentina debe jugar un papel clave en la provisión de alimentos en el mundo

El secretario de Relaciones Exteriores destacó la producción en pandemia. Además, se estimó que entre 80 y 130 millones de personas más en el mundo sufrirán hambre y malnutrición.

Por
Jorge Neme señaló que Argentina debe jugar un papel clave en la provisión de alimentos en el mundo
18deMarzode2021a las06:41

Se desarrolló un seminario del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) donde participaron Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay, México y Perú. El espacio permitió que se lleve a cabo el debate y sobre los desafíos y las oportunidades de las políticas agroalimentarias.

Desde Argentina se destacó el rol que jugó el país durante la pandemia en 2020 y el papel que tiene que tener de cara al futuro. En este sentido, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, sostuvo: “Dada la larga experiencia de la Argentina en materia de exportación y producción de alimentos, estamos convencidos de que debemos jugar un papel clave en el contexto de la crisis provocada por la pandemia”.

Del seminario también participaron los ministros de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, además del director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero, y el director de la Secretaría del MERCOSUR, Luiz Gonzaga Coelho Júnior. 

La participación de Argentina estuvo enmarcada en su papel como generadora de alimentos. Neme comentó que durante la pandemia la industria agroalimentaria nacional se adaptó rápidamente a la nueva realidad, cumpliendo estrictos protocolos sanitarios y apoyando a las redes logísticas. 

Por su parte, el canciller, Felipe Sola, describió que la pandemia encontró a muchos de países todavía recuperándose de crisis anteriores. “En este contexto, el hambre y la malnutrición siguen siendo uno de los principales desafíos que tenemos que afrontar. Desde la aparición del COVID-19, la situación empeoró más aún. Las últimas estimaciones indican que entre 80 y 130 millones de personas más en el mundo sufrirán hambre y malnutrición”, explicó el diplomático.

Solá, también, remarcó que Argentina impulsó el fortalecimiento del multilateralismo en el comercio y la protección del medioambiente. En este sentido, Neme recalcó la necesidad de permitir el desarrollo de las zonas productivas con gran potencial para proveer alimentos inocuos y de calidad.

Al mismo tiempo, agregó: “En nuestro país como en la región, tenemos muchos ejemplos exitosos de producción agrícola y ganadera sostenible, basados en importantes capacidades productivas y tecnológicas, que debemos compartir de manera solidaria y cooperativa con otras regiones”.

 

Por su parte, el director general del IICA Manuel Otero dijo: “Quiero destacar que cuando hablamos de América Latina estamos refiriéndonos a la región exportadora neta de alimentos más importante del mundo, con una participación en el comercio internacional del 13,8%. Esta es una tendencia que seguramente se consolidará en el futuro, razón por la cual somos garantes de la seguridad alimentaria y nutricional del mundo y de su sostenibilidad ambiental”.

Temas en esta nota