Innovación: empresa de insumos busca aumentar un 7% su oferta de soluciones sustentables

Hasta el 2030 más de 30 proyectos de I+D se sumarán como nuevos productos al porfolio de BASF, ofreciendo semillas, herramientas para la protección de cultivos y soluciones digitales.

Por
El desarrollo de herramientas para protección de cultivos, semillas y soluciones digitales de BASF contribuyen a impulsar una agricultura cada vez más sustentable para el beneficio de los productores, el medioambiente y la sociedad.

El desarrollo de herramientas para protección de cultivos, semillas y soluciones digitales de BASF contribuyen a impulsar una agricultura cada vez más sustentable para el beneficio de los productores, el medioambiente y la sociedad.

29deMarzode2021a las10:50

BASF fortalece sus actividades en investigación y desarrollo (I+D) de soluciones innovadoras para superar los desafíos que enfrentan los productores agropecuarios cada campaña, así como también a satisfacer la demanda de los consumidores de alimentos producidos de manera más sustentable. La organización proyecta lanzar nuevas soluciones en los próximos 10 años, y así alinearse con su objetivo de aumentar en un 7% anual su oferta de soluciones aún más sustentables.

De esta forma, hasta el 2030 más de 30 proyectos de I+D se sumarán como nuevos productos al porfolio de BASF, ofreciendo semillas, herramientas para la protección de cultivos y soluciones digitales. Durante este año, la empresa seguirá invirtiendo en innovación a fin de acercarle a los productores soluciones acordes a sus necesidades y a sus desafíos. La División de Soluciones para Agricultura destina aproximadamente € 900 millones en I+D al año, representando alrededor del 11% de las ventas del segmento. 

“BASF es líder en el desarrollo de soluciones para una agricultura sustentable. Además de desarrollar soluciones innovadoras, brindamos una oferta integral que combina productos con nuevas tecnologías y servicios, adaptados a las necesidades de los clientes y a sus diferentes sistemas productivos en todo el mundo”, comentó Vincent Gros, presidente de la División de Soluciones para Agricultura de BASF. 

BASF se ha comprometido con metas claras de sustentabilidad hacia el 2030. Además de aumentar la participación en las ventas anuales de soluciones agrícolas más sustentables, la compañía ayudará a los productores a lograr una reducción del 30% en las emisiones de CO2 por tonelada de cultivo producido. La compañía también acercará tecnologías digitales a más de 400 millones de hectáreas productivas, y continuará trabajando en soluciones para robustecer el porfolio de herramientas que acompañen las buenas prácticas agrícolas.  

“La sustentabilidad está en el ADN de todo nuestro proceso de Investigación y Desarrollo. Es el camino para el desarrollo de nuestras innovaciones, que ayudan a los productores a producir mejor al tiempo que preservan los recursos naturales”, enfatizó Gros.

Una oferta integral para una agricultura productiva y sustentable 

Hacia el 2050, será necesario producir un 50% más de alimentos y, para ello, las herramientas digitales tendrán un rol fundamental. Es por esto que la compañía está avanzando en el desarrollo de nuevas tecnologías digitales que, combinadas con diferentes innovaciones que componen su porfolio, permitirán a los productores lograr mayores niveles productivos y, al mismo tiempo, preservar la biodiversidad.

En noviembre del 2020, BASF y Bosch firmaron un acuerdo, que está sujeto a la aprobación de las autoridades antimonopolio pertinentes, para comercializar globalmente soluciones agrícolas inteligentes. Las empresas planean lanzar Smart Spraying este año, una herramienta digital que reconoce las malezas y, de ese modo, permite una aplicación precisa de herbicidas, aumentando la eficiencia productiva y reduciendo el impacto ambiental al optimizar los recursos externos utilizados. 

Además, xarvioTM HEALTHY FIELDS, la plataforma de agricultura digital de BASF, ofrece a los productores una estrategia personalizada para obtener una cosecha exitosa mediante la protección de sus cultivos en función del rendimiento deseado. De esta manera, la empresa responde a los desafíos de la agricultura moderna y a las necesidades de los consumidores, contribuyendo así a una agricultura más sustentable. 

Satisfaciendo la creciente demanda de alimentos producidos de forma sustentable

Para orientar continuamente el porfolio de productos hacia soluciones aún más sustentables, BASF aplica en las primeras etapas de I+D el método de Direccionamiento de Soluciones Sostenibles (Sustainable Solution Steering), que es único en la industria. “El enfoque de I+D de las soluciones agropecuarias ha cambiado significativamente en las últimas dos décadas. Estamos impulsando con éxito innovaciones sustentables al centrarnos en las necesidades futuras de los productores, la sociedad y el medio ambiente”, dijo Peter Eckes, presidente de Investigación y Desarrollo de BASF.

El porfolio de insecticidas avanzados de BASF es un exitoso ejemplo del Direccionamiento de Soluciones Sustentables, llevando soluciones que aumentan la productividad y reducen el impacto ambiental, creando valor agregado para la sociedad. En este contexto, el ingrediente activo Axalion™ desarrollado por BASF, pendiente de aprobación regulatoria y proyectado para su lanzamiento en Argentina para el 2025, es la última innovación en insecticidas de la compañía.

Con su novedoso modo de acción, ayudará a los productores a proteger el rendimiento de sus cultivos sin afectar el medioambiente y, además, será una importante herramienta para prevenir la aparición de resistencias en insectos. Otros ejemplos del porfolio de la compañía incluyen insecticidas basados en Inscalis®, que será lanzado en Argentina en el 2021, así como fungicidas basados en Revysol®, que estarán disponibles para los productores del país a partir del 2022. 

En cuanto a semillas, BASF también ofrece tecnologías para una producción más eficiente y sustentable de soja, algodón, arroz, frutas y vegetales, contribuyendo así con la producción de alimentos saludables, accesibles y suficientes. BASF ha desarrollado proyectos como la sandía “Gota Dulce” o nuevos híbridos de cebolla, que entre otras características pueden reducir hasta un 80% el uso de agua, además de aumentar la productividad. 

Asimismo, BASF invierte en la investigación de sistemas de cultivo indoor, como el cultivo de lechuga en sistemas hidropónicos que, además de no utilizar tierra, ahorran agua en comparación con el cultivo tradicional y reducen la necesidad de protección convencional de cultivos. La tecnología indoor permite cultivar lechuga independientemente de la ubicación geográfica, por lo que se puede producir más cerca al consumidor final, evitando largas distancias de transporte y reduciendo las pérdidas y las emisiones asociadas a ello.

“El agro es un sistema diverso y sustentable que necesita encontrar un equilibrio entre el uso de técnicas y tecnologías que nos permitan lograr buenas tasas de productividad, pero siempre cuidando el medio ambiente. Por eso, en BASF tratamos de entender cuáles son las necesidades de los productores e invertimos en innovaciones con ese fin”, afirma Hernán Ghiglione, Gerente Senior de Innovación y Desarrollo de BASF para Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay. 

 

Temas en esta nota