Con una excepción, el Gobierno oficializó el cierre a la exportación de carne: qué dice la Resolución 75

Aclara que si se alcanzan "precios razonables" para la carne, se levanta la restricción; apuntan contra China

Por
Con una excepción, el Gobierno oficializó el cierre a la exportación de carne: qué dice la Resolución 75
20deMayode2021a las00:11

Finalmente, y con la firma del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, el Gobierno oficializó el cierre de exportaciones de carne por el plazo de 30 días.

"Exceptúase de las disposiciones de la presente medida a las mercaderías destinadas al consumo y que sean exportadas dentro de los contingentes arancelarios otorgados por terceros países a la República Argentina, amparados por certificados de autenticidad y/o exportación", destaca la Resolución 75/2021, haciendo referencia a las cuotas que tiene el país: Cuota Hilton, Cuota 481 y mercado estadounidense.

Ver también: Carne: la frase de Alberto Fernández que recuerda al "yuyito" de Cristina Kirchner

Oficial: qué dice la Resolución que suspende las exportaciones de carne

La publicación del Boletín Oficial suspende la aprobación de solicitudes de Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC) para los productos cárnicos, de origen bovino. "La suspensión antes indicada, podrá darse por concluida una vez que se verifique el normal abastecimiento, a precios razonables y conforme los acuerdos alcanzados", destacan.

Entre las consideraciones, el Gobierno cita que "el actual avance del mercado exportador de carnes, sus precios han experimentado un alza sostenida, producto de la creciente demanda de dichos productos, principalmente por parte de los mercados asiáticos".

Según indican, "esta situación ha generado que los precios internos acompañen los de exportación de la carne vacuna, en contexto donde el precio mundial de los alimentos ha aumentado significativamente". "La fijación de valores del mercado internacional para alimentos locales que constituyen productos básicos de la mesa de los argentinos y las argentinas, implicaría renunciar a los deberes básicos en materia de política económica", agregan.

En este sentido, "surge que en materia de comercialización de los productos cárnicos de origen bovino existe una distorsión de precios que superan los índices generales de inflación en materia de alimentos y que impiden el normal abastecimiento de los consumidores y las consumidoras del mercado interno". Es por ello, que el Ministerio de Desarrollo Social realizó un informe técnico contextualiza la situación, mostrando alarmantes índices de pobreza e indigencia.

"Resulta oportuno suspender la emisión y aprobación de las DJEC", destaca el Gobierno y cita el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que establece que “En ningún caso podrá privarse a un pueblo de sus propios medios de subsistencia” (art. 1.2). En ese mismo instrumento, se prevé que compete a los Estados adoptar medidas tendientes a asegurar “una distribución equitativa de los alimentos”, problemas que se plantean en los países que exportan alimentos.

"Las actuales condiciones de agravamiento de la situación epidemiológica, sumadas a los efectos negativos acumulados por la vigencia en el último tiempo de medidas destinadas a evitar la propagación de la pandemia mediante la limitación del tránsito y reunión de personas, han tenido un innegable impacto, en la actividad económica", considera la Resolución.

"La medida dispuesta es razonable y proporcionada a las dificultades que presenta un mercado con severas distorsiones y una crítica situación social, que pueden frustrar el acceso de la población a un producto esencial para su alimentación", agregan.

Temas en esta nota

Cargando...