Qué comemos, cómo y cuánto: las preguntas detrás de los nuevos hábitos de alimentación

Se destacó la importancia de las proteínas vegetales o animales; además, se plantearon los nuevos escenarios

Por
Qué comemos, cómo y cuánto: las preguntas detrás de los nuevos hábitos de alimentación
15deJuliode2021a las13:38

En el marco de la bioeconomía se plantearon los nuevos escenarios en la alimentación. A través de una charla que impulsó Expoagro Digital YPF Agro, diversos especialistas abordaron la temática.

En este sentido, el director del Programa de Bioeconomía de la UBA, Fernando Vilella, comentó que se viven épocas de transiciones como en ningún otro momento en la historia. “Desde la tecnológica, los comportamientos, la comunicación, y por supuesto, la alimentación. Existen inequidades y desequilibrios en la alimentación a nivel global. Hay cerca de 900 millones de personas que no acceden a una dieta mínima y saludable. Eso combina con un porcentaje cuatro veces superior en términos de sobrepeso y obesidad”, sostuvo.

Además, mencionó que es necesario actuar en la inseguridad alimentaria infantil, que hoy está cerca del 20%. “Es nutrición 10, más que hambre 0”, aseguró. Por otra parte, comentó que hay que mejorar los entornos alimentarios. “En tercer lugar, tener una dieta de calidad, sostenible y accesible en cuanto a precios”, argumentó.

De esta manera planteó tres puntos que, según él, se deben articular a la ciencia y a la nutrición con la bioeconomía. Britos también indicó que el 16% de los niños menos de 17 años posee seguridad alimentaria”. 

Además, contó que el aumento de precios de los alimentos es un punto a tener en cuenta. “Hay más de 25 millones de personas con sobrepeso y exceso de peso. Tenemos un severo problema de calidad de dieta, solo el 11% tiene una buena calidad de dieta. Además, tenemos déficit de nutrientes esenciales y vitaminas”, insistió.

Por último, Britos aseguró que en Argentina hay brechas de consumo de hortalizas, frutas, legumbres, lácteos. “Tenemos que aumentar el consumo de estos alimentos, y disminuir el consumo en exceso que existe de harina refinada, azúcar, bebidas azucaradas, elevado consumo de carnes, entre otros productos”, explicó

Al mismo tiempo, señaló que se deben diseñar políticas públicas y estrategias vinculadas con la accesibilidad y en relación a los precios de una canasta saludable de alimentos. “Conspiran a que por lo menos la mitad de la Argentina pueda acceder a una canasta de esta naturaleza”, concluyó.

El caso de una empresa que procesa proteína vegetal

El cofundador y CEO en Tomorrow Foods, Agustín Belloso, explicó que se dedican a investigar y desarrollar ingredientes y soluciones basadas en proteínas vegetales para la industria alimenticia. “Buscamos apalancar la industria agrícola sustentable y eficiente que tiene la región, agregando valor en origen y desarrollando nuevos conocimientos”, dijo.

Ver también: Cae un 5,4% el consumo de carne vacuna contra el año pasado

En la webinar, destacó que la compañía está fundada y compuesta por un equipo de profesionales y técnicos multidisciplinarios. “Creemos que en los nuevos escenarios de alimentación las proteínas vegetales van a tener un rol destacado”, manifestó Belloso.

Por otra parte, destacó que en Argentina hay un consumo bajo de legumbres por la falta de presentaciones. “Las conocemos siempre en guisos o ensaladas”, indicó. 

En Tomorrow Foods apuntan al consumidor flexitariano. “Estas son las nuevas proteínas que vienen para alcanzar la demanda futura”, señaló. 

Argentina, entre los primeros puestos de consumo de carne

José Lizzi, líder en Ganadería de CREA, destacó el concepto de nutrición 10, hambre 0 de Britos. “Es algo que nos hace cambiar de ideas”, sostuvo.

En este sentido, Lizzi contó que, según organismos internacionales, la tendencia de la demanda creciente de carne a nivel mundial será hasta 2030 y luego un estancamiento. “Uno de los escenarios posibles puede ser un cambio cultural, cambio generacional, cambio de hábitos, o consumo responsable”, agregó

Sin embargo, también señaló que podría ser un escenario más disruptivo donde se llegue a un punto donde la demanda comience a disminuir producto de encontrar mejores fuentes de alimentación. “En Argentina tenemos la cultura del asado. Se consumen 110 kg por año por persona de carne (incluye vaca, cerdo, pollo). Siempre estuvimos en los primeros puestos de consumidores de proteína animal, a nivel mundial. Es difícil cambiar la cultura”, concluyó.

Temas en esta nota

Cargando...