Río Paraná: el Gobierno invierte mil millones de pesos en las zonas afectadas por la bajante histórica

Además, se creó un comité de crisis para realizar un seguimiento de la evolución de los niveles

Por
Río Paraná: el Gobierno invierte mil millones de pesos en las zonas afectadas por la bajante histórica
19deJuliode2021a las08:38

Los niveles de altura del río Paraná son alarmantes y los pronósticos desalentadores. En este sentido, el Gobierno creó un comité de crisis para seguir la evolución de los niveles.

Al mismo tiempo, anunciaron un fondo de $1000 millones, para la asistencia de las provincias y localidades afectadas. Las áreas involucradas analizaron los escenarios posibles a corto y mediano plazo ante la situación de emergencia por el déficit hídrico en la cuenca del Río Paraná.

Por su parte, el Instituto Nacional del Agua (INA) informó que prevalece una tendencia descendente en todas las secciones del río Paraná en territorio argentino. Además, agregó que estas condiciones continuarán predominando los próximos tres meses.

Por otra parte, el INA comentó que este mes es especialmente crítico, con afectación a todos los usos del recurso hídrico, exigiendo especialmente a la captación de agua fluvial para consumo urbano.

De esta manera, la mesa de trabajo que conduce el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, trabaja para mitigar las posibles consecuencias sobre la población y el ambiente en las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y Misiones.

A través del Fondo de Emergencia Hídrica se destinarán los recursos para trabajos en las tomas de agua sobre el río Paraná y arroyos interiores; la adquisición de bombas y dragados para tomas de agua, adecuación de canales, cañerías de conducción y aducción e impulso, y pontones para tomas temporarias, cuyo relevamiento está haciendo la Prefectura Naval Argentina.

También, se pondrá en marcha un Programa de Emergencia Hídrica que prevé verificar situaciones críticas que se produzcan en el territorio argentino a lo largo de los ríos Paraná, Iguazú y Paraguay, especialmente asociadas al abastecimiento de agua potable y generación de energía eléctrica.

Bajante río Paraná

La situación actual de bajante del Paraná es la más importante en los últimos 77 años. “El déficit de precipitaciones en las cuencas brasileñas del río Paraná y del río Iguazú, y la sequía son factores determinantes”, informaron desde el comité de crisis.

Por otra parte, agregaron que las bajantes y las crecidas son procesos naturales y cíclicos en cualquier sistema fluvial, pero se transforman en noticia cuando exceden los parámetros normales. “Como en todo proceso de bajante, se prevé la afectación sobre el abastecimiento y calidad del agua potable, la navegación y operaciones de puerto, el ecosistema, la fauna íctica y la generación de energía hidroeléctrica”, concluyeron.

Temas en esta nota

Cargando...