Industria veterinaria: cómo hacen los laboratorios para eludir la crisis y en qué invierten

La facturación del sector está cerca a los máximos históricos en un contexto de fuertes inversiones

Por |
Industria veterinaria: cómo hacen los laboratorios para eludir la crisis y en qué invierten
20deJuliode2021a las08:23

La industria veterinaria argentina tiene un embajador de lujo alrededor del mundo: la carne vacuna, sinónimo de calidad en todas las latitudes. Con ese pasaporte son muchos los laboratorios locales que fueron ganando posiciones fronteras afuera al punto tal que muchos ya tienen oficinas comerciales, centros de distribución e incluso plantas propias en el exterior. En ese sentido, la última semana se conoció la radicación de una nueva planta de vacunas antiaftosa que construirá Biogénesis Bagó en Arabia Saudita de la mano de un socio local con una  inversión que asciende a US$ 60 millones. Sin embargo, es en el mercado local donde se concentra el grueso de los ingresos de una industria que elude la crisis.

Para la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove) la facturación del sector durante el año pandémico superó los $ 31.000 millones, algo así como US$ 400 millones al tipo de cambio oficial promedio de 2020. La industria veterinaria nunca se detuvo. Al calor de la actividad agropecuaria, los laboratorios gozaron del estatus esenciales desde el día uno y pudieron crecer incluso en número de unidades. 

Este año, la situación no es muy distinta. La industria veterinaria sigue creciendo y hay un abanico de anuncios de inversión que prometen una continua expansión para los próximos años.  

Solo en ganadería hay que señalar que el margen de mejora aún es muy amplio. Según cifras oficiales de Caprove, en 2020, se invirtieron en sanidad solo $270 por animal cuando se debió llegar a los $380, es decir, aún en muchos planteos ganaderos solo se utilizan el 45% de las vacunas sobre la hacienda susceptible a contraer una enfermedad. 

¿Por qué invierten?

No son muchas las industrias que pueden hablar de crecimiento en unidades en una Argentina en crisis sistémica. Los laboratorios veterinarios logran tener una performance positiva y eso también se traduce en nuevas inversiones. Para Diego Esborraz, director y gerente Operativo de Laboratorios OVER, invertir es un camino de ida. “Leí que Martín Migoya, socio de Globant, dice que están las empresas que crecen y las que no, no hay nada en el medio, y coincido plenamente. Un proyecto te lleva al otro”, asegura quien forma parte de la segunda generación de esta compañía radicada en San Vicente, Santa Fe, que por estos días está definiendo un programa de inversiones por US$ 6 millones. 

Biogénesis Bagó no solo invierte afuera. En la Argentina el laboratorio líder por volumen de negocios también desembolsará US$ 14 millones a lo largo de este año para ampliar su banco de antígenos y vacunas. Sebastián Perretta, director Comercial LATAM y Desarrollos de Negocios del laboratorio que produce 3 de cada 10 vacunas antiaftosa que se colocan cada año en la región, sostuvo que, avanzan en la actualización, modernización y capacidad productiva. “Son inversiones que van alineadas con el plan estratégico que tiene la compañía a 5 años, por diversificación geográfica y por especie. Si bien históricamente la empresa ha estado asociada al sector bovino, nuestra expansión se da hoy también en el sector porcino de Asia y los pequeños rumiantes ahora también en Medio Oriente. Esto requiere de inversiones tanto en Garín, como en Monte Grande”, argumenta.

Ver también: Aftosa: en pocos meses el campo vacunó a más de 50 millones de bovinos

Pero las inversiones no se reducen al plano de los grandes animales. Las mascotas ocupan un rol cada vez más protagónico en las familias y Labyes, el laboratorio de la familia Corrales, atiende especialmente ese mercado con una demanda creciente. Es así como la firma planea desembolsar otros US$ 6 millones entre este año y 2023 para satisfacer esa demanda tanto local como de sus nuevos mercados, apuntando al crecimiento. “Labyes por definición, desde su origen se dedica al segmento de mascotas y a su vez pensamos en productos de nicho. Es por eso que para crecer debemos expandirnos geográficamente”, resume Esteban Corrales, cabeza de la segunda generación de la empresa de familia, su estrategia.

La batería de inversiones en el sector también alcanza a proveedores y distribuidores que junto a los laboratorios deben concretar desembolsos de forma recurrente en pos de una mejora continua a partir de las renovadas exigencias de los mercados internacionales y las regulaciones locales. 

Temas en esta nota

Cargando...