Caen la soja y el maíz por una mejora en el clima, mientras el precio del trigo se sostiene con los peores rindes desde 1993

La última rueda de la semana cierra con caídas para los tres cultivos en Chicago

Por
Caen la soja y el maíz por una mejora en el clima, mientras el precio del trigo se sostiene con los peores rindes desde 1993
30deJuliode2021a las15:45

En una jornada de bajas generalizadas en los mercados globales, la soja cerró la semana con bajas en Chicago y ajustó en US$ 518 la posición agosto luego de retroceder US$ 8,8.

Además del contexto negativo, la oleaginosa se vio presionada por los pronósticos climáticos que indican lluvias en los próximos 15 días en Estados Unidos, lo cual alivia las preocupaciones sobre el desarrollo de los cultivos. Además, las caídas registradas en los mercados de aceites vegetales durante la jornada de hoy sumaron a las presiones bajistas.

Por otro lado, el maíz cayó US$ 4,4 a US$ 215 en la posición septiembre luego de que llegaran las lluvias acompañadas de un descenso en la temperatura en gran parte del este del Cinturón Maicero, lo cual resulta beneficioso para el cultivo. Sin embargo, "el clima seco persiste en la zona oeste de aquella región estadounidense, lo cual limita las caídas", comentó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

El trigo también cerró con leves caídas en la última jornada de la semana presionado por tomas de ganancias por parte de los fondos de inversión luego de escalar más de US$ 6 en la rueda de ayer, apuntalado por el fuerte deterioro de la condición del trigo de primavera en Estados Unidos. "Se esperan que los rindes en este segmento sean los más bajos desde 1993", citan operadores.

La BCR citó que de las 29 semanas que lleva el 2021, sólo 7 encontraron al trigo con posicionamiento neto vendedor por parte de los fondos de inversión, y 3 de las mismas fueron en los últimos 21 días. "El seguimiento de esta posición es clave para analizar la dinámica especulativa de precios de corto y mediano plazo. Un elevado posicionamiento comprador sobre commodities agrícolas ha sido muy importante en el rally alcista de precios que se observó hasta mediados de año", explican Guido D’Angelo y Emilce Terré.

A pesar de que el posicionamiento neto se mantiene en terreno negativo, vale aclarar que el monto total de las apuestas bajistas se ha recortado en las últimas semanas y aún es inferior al registrado en años anteriores. Desde un posicionamiento vendedor de 3 Mt a mediados de julio, la última semana mostró apenas 0,5 Mt netas vendidas, frente a posiciones de 10 Mt en 2019 o 18 Mt en 2018. Con ello, los precios internacionales del trigo recortado las pérdidas, desde encontrarse por debajo de los US$ 230/t hasta acercarse a los US$ 260/t hace algunos días, cerrando el jueves en US$ 259/t. 

Además, existen otros factores que actualmente dan impulso a los precios internacionales del cereal. Por un lado, las lluvias no aparecen en el noroeste de los Estados Unidos y la condición del trigo de primavera se sigue deteriorando. Con apenas un 9% de los lotes en condiciones “Buena+Excelente”, estamos ante uno de los peores registros en más de 33 años. Esta semana comenzó la cosecha, y comienzan a verse rindes que proyectarían la peor producción de trigo de primavera desde 1969, lo que da impulso a los precios.

Cruzando el océano y llegando al mar Negro, las perspectivas productivas en Rusia indican una menor cosecha venidera. A pesar del repunte de superficie sembrada en torno a las 29 Mha, se esperan bajas en la producción del trigo ruso en vista de un clima desfavorable. Desde casi 86 Mt en la campaña 2020/21, para la 2021/22 los pronósticos son bajistas en diferentes grados: mientras el USDA proyecta 85 Mt, la consultora rusa ProZerno espera 81 Mt. En cualquier caso, un recorte de producción en el principal exportador de trigo del mundo tendrá impacto sobre los precios internacionales.

Por otra parte, en las últimas semanas los mercados internacionales de trigo han tenido buenos ritmos de comercialización, con compras por parte de Egipto, Turquía, Qatar y Jordania. A su vez, todavía se aceptan ofertas en compras a realizar por Bangladesh, Corea del Sur, Etiopía, Pakistán, Mauritania, entre otros. Como se ve, un contexto de fuerte demanda externa se contrapone con las complicaciones productivas en grandes productores de trigo, lo que podría dar sostén o impulsar aún más los precios del cereal.

Temas en esta nota

Cargando...