El campo da, el Gobierno quita

Una serie de preguntas con respuestas conocidas por los que pueden cambiar esta realidad, ¿qué más esperan? Por Eleonora Cole

Por |
06deAgostode2021a las08:36

¿Qué necesita el Gobierno? Dólares. ¿Quién se los da principalmente? El campo.  

Durante julio el ingreso de divisas mostró un récord para ese mes en lo que va del siglo. Según informó la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), en los primeros siete meses el sector agroexportador liquidó 20.1 mil millones de dólares.  Sí, leíste bien. Más de veinte mil millones de dólares.

¿Qué necesita el campo? Inversiones con reglas claras ¿Quién se las quita? El Gobierno. 

El jueves se promulgó la ley de Biocombustibles que reduce los cortes obligatorios. Desde el sector alertaron sobre la pérdida de empleo y los eventuales cierres a partir de las perdidas y desincentivos que genera la ley impulsada por Máximo Kirchner. 

En un comunicado, Maizar, que agrupa a la cadena del maíz, señaló que “es fundamental entender que esta situación no solo perjudica a quienes arriesgaron capital en la instalación de plantas de biocombustible, sino también a la gran cadena maicera que involucra a productores que aportan la materia prima, a ganaderos que compran el subproducto del bioetanol para alimentar a sus animales, y hasta a las empresas de bebidas carbonatadas”.  ¿A quién se le va a ocurrir invertir en un país en donde se castiga al que invierte?

¿Qué necesita el Gobierno? Más producción ¿Quién se lo puede dar? El campo.

Sin embargo, este domingo el Ministerio de Agricultura de la Nación publicó un informe que indica que se perdieron 943.265 cabezas de ganado. El stock bovino cayó casi en un millón de ejemplares en 2020 versus 2019. Sí, ya se lo que está pensando. Si esto pasó sin cierre de exportaciones, que pasará cuando evaluemos 2021 o 2022. Miedo. 

¿Qué necesita el campo?  Diálogo. Que lo escuchen ¿Quién le quita esa posibilidad? Perdón que me ponga reiterativa, pero sí, el Gobierno. 

Ante la falta de respuestas a los reclamos expresados en la masiva convocatoria del 9 de julio en San Nicolás, los productores autoconvocados volverán a reunirse para ver qué nuevas acciones tomar. La convocatoria es el 9 de agosto a las 11 hs. en Bell Ville, Córdoba “con el fin de coordinar acciones y elaborar un plan de lucha”. 

Mientras tanto, la Mesa de Enlace sigue su ronda de reuniones con gobernadores sin ninguna acción clara que pueda corregir el cierre de exportaciones de carne, que sigue vigente.  

¿Qué necesita el Gobierno? Generar empleo. ¿Quién puede generarlo? El campo.

Según un informe de Fundación FADA (Fundación Agropecuaria para el desarrollo de Argentina), dos de cada diez puestos de trabajo del sector privado provienen de las cadenas agroalimentarias. Esto representa 3,7 millones de puestos de trabajo. Se entiende por cadenas agroalimentarias a los insumos y la maquinaria, la actividad forestal, las cadenas cárnicas y lácteas, cereales y oleaginosas, los biocombustibles y las economías regionales, desde la producción, industrialización, sumándose eslabones como la comercialización, el transporte y la logística.

Pero, ¿quién está quitándole la posibilidad al sector de dar más trabajo? Sí, no se adelante. No sea ansioso. El Gobierno.

Productores del sur bonaerense fueron noticia esta semana porque tuvieron que tirar millones de kilos de cebolla, entre otras razones, por la falta de mano de obra para la recolección. El principal problema radica en que si a los trabajadores se los registra para trabajar en la recolección o en el área de empaque, se les caen los planes sociales. “El problema de la falta de mano de obra los compartimos con todas las economías regionales. Desde CAME hay un proyecto para amalgamar las AUH con los planes sociales y que podamos registrar gente para poder trabajar en el campo”, explica Eduardo Juárez, productor de Mayor Buratovich y referente de Aprovis (Asociación de Productores Rurales de Villarino Sur). 

Lamento terminar esta columna diciendo que todas estas preguntas tienen respuestas obvias y son conocidas por todos los actores que pueden cambiar esta realidad. Entonces me permito terminar con otra pregunta. ¿Qué más esperan?

Temas en esta nota

Cargando...