Cómo secuestrar carbono de la atmósfera

Desde el INTA explicaron prácticas para lograrlo

Por
Cómo secuestrar carbono de la atmósfera
09deSeptiembrede2021a las08:25

El carbono se convirtió en un elemento a tener en cuenta para hablar de sustentabilidad. En este sentido, el INTA explicó cómo secuestrarlo.

Por otra parte, detalló que el suelo constituye un reservorio terrestre de carbono. “Se estima que al 2040 la pérdida de carbono orgánico puede llegar a 1700 kilos por hectárea”, explicaron los técnicos del INTA.

Además, destacaron que secuestrar carbono con buenas prácticas de manejo que incrementen los niveles de materia orgánica del suelo implica entrar en un círculo virtuoso para la sustentabilidad del sistema productivo. De esta manera, explicaron que el suelo es un sistema complejo donde hay un reservorio nutrientes y sumidero de carbono.

Secuestrar carbono

El investigador del Instituto de Suelos, Marcelo Beltrán, comentó que con prácticas que incrementen los niveles de materia orgánica del suelo se puede, por un lado, secuestrar carbono atmosférico y, por el otro, mejorar la fertilidad química, física y microbiológica de los suelos generando una situación de ganar-ganar. Para ello hay diferentes prácticas agrícolas que permiten restaurar o disminuir la pérdida de carbono orgánico del suelo, reducir la erosión del suelo, secuestrar CO2 atmosférico y mejorar la calidad del suelo. 

Unas de las opciones para capturar carbono son los cultivos de cobertura durante el invierno. “La inclusión de cultivos de cobertura mostró promedio tasas de secuestro de C en suelo de hasta 0,45 t ha-1 año-1 en Argentina”, indicó Beltrán.

Por otra parte, estos cultivos tienen otros beneficios como el control de malezas resistentes a herbicidas, la eliminación de excesos de agua, la mejora de la estructura de los suelos y, a su vez, en caso de ser leguminosas como vicia, generan un aporte neto de nitrógeno al sistema por lo que en la actualidad han empezado a ser nombrados como cultivos de servicio en vez de cobertura. “El aumento del uso de fertilizantes mostró un incremento del C alrededor de 0,18 t ha-1año-1, y la inclusión de ciclos con pastos perennes en las rotaciones de cultivos mostró tasas promedio de secuestro de C en el suelo de 0,76 t ha-1 año-1, exhibiendo el mayor potencial de aumento”, aseguró Beltrán.

Para optimizar la captura, desde el INTA comentaron que estas prácticas muestran tasas de secuestro muy variables, dependiendo de condiciones edafoclimáticas, uso y manejo del suelo, entre otros factores. “Es relevante identificar qué regiones, suelos, climas y sistemas tienen un mayor potencial para aumentar las existencias de carbono orgánico del suelo, con el fin de establecer prioridades para la investigación e implementación de políticas públicas y privadas”, concluyó Beltrán.

Generación del mapa

“Este potencial de secuestro de C es una herramienta fundamental para poder comparar tasas de secuestro de C relativas de distintos manejos y evaluar por zonas y ambientes las mejores formas de incrementar el COS. En tal sentido, el uso de modelos que simulen el secuestro de C ha demostrado en otros países y regiones ser una herramienta poderosa para identificar estas condiciones”, especificaron desde el INTA.

En relación a los cultivos de servicios, los técnicos sostuvieron que si bien estas prácticas pueden llegar a generar algún costo extra –análisis de suelos, semillas, fertilizantes, entre otros–, los beneficios son importantes y a veces difíciles de valorar en cuanto a, por ejemplo, algunas mejoras físicas del suelo –infiltración, estructura, descompactación–, químicas y microbiológicas.

Temas en esta nota

Cargando...