Que la Rama Negra no nos tape el bosque

Una investigación con ensayos en campo y laboratorio arrojó datos preliminares sobre el manejo de esta maleza en el cultivo de soja en el Norte de Buenos Aires

Por |
Que la Rama Negra no nos tape el bosque
20deSeptiembrede2021a las16:21

Se presentan resultados preliminares de ensayos a campo y en laboratorio sobre el manejo de Rama Negra en el cultivo de soja en el Norte de Bs. As., a partir de tres años de trabajo con biotipos resistentes a glifosato y ALS. Una investigación de LMAgro, consultora especializada en la investigación, desarrollo y asesoría en el manejo de protección vegetal.

Cuándo se confirmó la resistencia

Durante varios años Rama Negra (Conyza bonariensis y sumatrensis) pudo controlarse sin mayores inconvenientes a través de la aplicación de glifosato sobre plantas en estado vegetativo (Ustarroz et al.: 2010), aunque en el estado reproductivo presentaba complicaciones, una correcta combinación de herbicidas y momentos de aplicación lograban niveles adecuados de control (Papa et. al, 2010). Sin embargo, a partir del año 2008 comenzaron los reportes de fallas de control en distintas zonas agrícolas, principalmente en Entre Ríos, norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe.

En 2015, el equipo de investigación de la Cátedra de Malezas de la Facultad de Ciencias Agraria UNR, a cargo del Biol. Daniel Tuesca, emitió un comunicado con la confirmación de resistencia a glifosato para las dos especies más difundidas (Conyza sumatrensis y bonariensis). Si bien el desarrollo de la resistencia a este químico era un problema a tener en cuenta, se presentaban aún muchas alternativas eficaces. Es así, que los herbicidas inhibidores de ALS se comenzaron a utilizar con alta frecuencia en la última década, debido a su particular persistencia en el suelo y eficiencia en las estrategias postemergentes.

Temas en esta nota

Cargando...