Siembras tardías: semillas para enfrentar condiciones de estrés, malezas o bajas temperaturas

Las semillas de soja y maíz de Stine presentan una opción para obtener rendimiento y calidad

Por
Siembras tardías: semillas para enfrentar condiciones de estrés, malezas o bajas temperaturas
11deEnerode2022a las12:44

La siembra tardía es una práctica que está aplicando el productor en soja y maíz. Esta opción se presenta como una alternativa válida ante la marcada presencia del fenómeno La Niña.

“Para los productores que todavía no pudieron terminar de sembrar, Stine Semillas ofrece una amplia paleta de opciones de ciclo corto e intermedio, ideales para las implantaciones que ocurren en esta época del año”, señalaron desde el semillero.

Maíz

Al mismo tiempo, la empresa brindó soporte a los productores y repuso bolsas a aquellos agricultores que sufrieron daños totales en sus lotes de maíz por los temporales de viento, granizo y fuertes lluvias. Desde Stine explicaron que, en el caso del maíz, los híbridos ST 9734-20 y ST 9820-20, ambos con tecnología Agrisure Viptera® 3 para control de insectos y tolerantes a glifosato y glufosinato de amonio, presentan las características especiales para ser sembrados de manera tardía, pero cosechados sin tener riesgos de heladas u otros factores, como los vuelcos.

“El primer híbrido, ‘El Corto’, con madurez dentro de los 110-115 días, con alta tasa de secado, es muy requerido para estas siembras tan tardías en las zonas en las que necesitan una liberación temprana para la siembra invernal. Toleran de buena manera condiciones de mucha amplitud térmica y terminan el ciclo antes de que se inicien las heladas que pueden poner en riesgo el llenado de granos”, destacó Pablo Ricart, responsable comercial de Stine para Argentina.

En el caso del híbrido 9820, este es de menor porte y baja inserción de espiga, lo que le confiere una mayor estabilidad, con un tallo fuerte. En este sentido, remarcaron que es ideal para zonas como Córdoba donde en el otoño ocurren fuertes vientos que pueden provocar pérdidas por vuelco.

“En este caso, 'el Petiso' (9820) tiene una madurez en torno a los 118 días y es un material que se adapta muy bien a altas densidades de siembra, además de que es muy eficiente en el uso de nitrógeno, agua y en la captación de luz”, agregó Ricart.

Estos híbridos pueden implantarse sin problemas hasta el 15 de enero en la zona núcleo y el centro del país, e incluso por encima de esa fecha en el norte. De esta manera, resaltaron que son una excelente alternativa para casos de lotes que se hayan sembrado de manera temprana y fueron afectados por la caída de granizo.

Soja

Para la soja, la compañía MSU S.A mencionó que es una de las mayores productoras de granos de Argentina. Cultiva 150 mil hectáreas por año, y en esta campaña comenzó a probar la tecnología Enlist, en la semilla E3 2020.

“La estamos posicionando en lotes de segunda, sobre todo porque creemos que esa triple protección contra los herbicidas glifosato, glufosinato de amonio y 2,4-D, nos puede permitir mejorar el combate contra las malezas”, señaló Nicolás Ridley, responsable del área de tecnología de MSU.

Además, agregó que, con un cultivo resistente a varios principios activos, es más sencillo mejorar el control de algunas especies como el yuyo colorado. “Al colorado por más que uno lo queme con glifosato después de haberlo cortado con la cosechadora, es muy probable que no logre eliminarlo y vuelva a nacer. Si el preemergente no tuvo el control exitoso que esperábamos, aplicar un 2,4-D en postemergencia es una herramienta super interesante”, añade el representante de MSU.

Por último, resaltaron que son variedades con menos porte y cantidad de nudos, que cierran el entresurco antes, y eso favorece aún más la competencia por agua y luz contra las malezas.

Cargando...