Girasol: la imagen que refleja el impacto de la guerra sobre la oferta global

El conflicto bélico podría provocar caídas en la siembra y cosecha de girasol de Ucrania –que es el principal productor de este cultivo-, por lo que Argentina tiene la posibilidad de aumentar su superficie sembrada y satisfacer la demanda mundial

Por
25deAbrilde2022a las16:32

La empresa alemana Kleffmann Digital advirtió que Argentina podría aumentar su producción de girasol para abastecer la demanda global, en el marco de la guerra entre Rusia y Ucrania, la cual afectó los cultivos de este último país, que es el principal productor de girasol del mundo.

Girasol en Ucrania

A partir de su herramienta online de teledetección de cultivos, CropRadar permite identificar, medir y monitorear hectáreas de los diferentes cultivos en base a imágenes satelitales e inteligencia artificial. En este sentido, Kleffmann aseguró que, en términos de rendimiento, Ucrania es el país productor de girasol más importante del mundo.

En la campaña 2021, la superficie de girasol en Ucrania superó ligeramente los 6,5 millones de hectáreas, mientras que el rendimiento medio por hectárea fue de 2,7 toneladas, lo que se traduce a más de 15 millones de toneladas producidas.

Cabe destacar que el total de área sembrada en la Unión Europea (EU) en 2021 fue 4,5 millones de hectáreas y el rendimiento de 10,3 millones de toneladas, ubicándose por debajo de la producción de Ucrania, un país que suministra esta materia prima al resto de naciones europeas.

No obstante, el cultivo de girasol es más intensivo en el centro y el este de Ucrania, es decir, en las zonas especialmente afectadas por la guerra, con lo que su producción en 2022 podría verse fuertemente limitada.

En caso de que los países que integran la Unión Europea deban aumentar sus siembras de girasol para satisfacer la demanda, lo harían a costa de otros cultivos, por lo que la empresa Kleffmann observó que “no se puede compensar una posible pérdida”. Además, se destacó que en el sur de Ucrania la siembra de girasol comienza a principios de abril, y luego se va extendiendo por el resto del país.

Para proteger la producción agrícola, el gobierno de Ucrania brinda apoyo financiero a los productores y, en el marco del conflicto bélico, está librando a los trabajadores rurales del servicio miliar, con la esperanza de que pueda avanzar la siembra en todo el país. Ante esta situación, donde el suministro de girasol en el mercado mundial está en peligro, Argentina –que es el tercer productor global de este cultivo- podría ampliar su superficie sembrada para cubrir la demanda.

En la campaña 2020/2021, en el país se sembraron cerca de 1.4 millones de hectáreas, mientras que la producción total rondó los 3 millones de toneladas.

Temas en esta nota

Cargando...