Carne ovina: la experiencia de productores correntinos que apuestan a la genética

Buscan mejorar la calidad de la carne y lana de las ovejas para hacer a la actividad más competitiva

Por
Carne ovina: la experiencia de productores correntinos que apuestan a la genética
06deJuliode2022a las12:20

Ante las dificultades que la cría de corderos presenta actualmente, pequeños productores de la provincia de Corrientes decidieron conformar una cooperativa (Los Pioneros) para afrontar estos obstáculos y mejorar la actividad mediante capacitaciones e incorporaciones tecnológicas.

Entre los focos de este trabajo conjunto, que se realiza en la localidad San Lorenzo, ubicada en el Departamento Saladas, en la zona norte de la provincia de Corrientes, se destaca la inclusión de genética para optimizar la producción de carne y lana ovina.

Producción ovina en el norte de Corrientes

Daniel Romero, médico veterinario, productor de la cooperativa agropecuaria Los Pioneros y representante de Coninagro en la Mesa Ovina Nacional, comaprtió imágenes de un corderito recién nacido, raza Santa Inés y madre cruza Texel, y analizó la actualidad del sector. 

El sector ovino de la provincia –particularmente del norte–  afronta diferentes problemáticas vinculadas con factores climáticos, económicos y sociales. Por un lado, las heladas afectan la provisión de pastos, con lo que peligra la alimentación de los animales. Además, se registran dificultades para conseguir mano de obra para la esquila. 

Aparejado a esto, los productores buscan mejorar la calidad de la carne de los animales, y para esto se enfocan en la incorporación de genética y en suplementos nutricionales. Bajo este marco, ante los altos precios que registra la carne vacuna, porcina y aviar, el cordero aparece como una alternativa en la canasta alimentaria de los argentinos. Sin embargo, el productor correntino Daniel Romero explicó: “Los limitantes pasan siempre por la comercialización de lo que se produce desde el sector”.

En el aspecto comercial convergen dos premisas. "Por un lado el precio de la lana que es complejo de establecer porque acá en el norte la lana de nuestras ovejas no es de buena calidad, por eso estamos reconvirtiéndonos a nivel comercial y trabajando en fortalecer el tema genético. Lo otro que sucede es que se nos complica conseguir mano de obra para la esquila”, redondeó.

Con el fin de mejorar la calidad de su producción y hacer a la misma más competitiva, los productores de la localidad correntina de San Lorenzo –ubicada en el departamento Saladas, en el norte de la provincia- se agruparon en una cooperativa. “Ponemos en práctica día a día la idea del cooperativismo, su filosofía, que es fortalecernos entre nosotros, capacitarnos, trabajar integrados tecnológica y técnicamente. En nuestro caso, que somos emprendedores pymes, el productor puede tener acceso a esas herramientas asociándose para superar las situaciones de crisis”, explicaron.

Y agregaron: “Trabajamos en un emprendimiento ovino de producción de corderos, y ahora estamos en esta etapa de reconvertirnos incorporando genética. Es una propuesta innovadora, aún no existe un proyecto de esa índole en esta zona, estamos trabajando dentro de la cooperativa entre tres productores que interactuamos y compartimos experiencias. Ya realizamos algunas compras de reproductores en conjunto, en eso nos integramos, para fortalecer la cadena y agregar valor”.

Para lograr su cometido, los productores adquirieron animales de razas -como la Santa Inés- que ofrecen carne con menos grasa. Además, estas especies no producen lana, sino que se las conoce con el nombre de “ovejas de pelo”. Más allá de la mejora genética, también se lleva a cabo una suplementación nutricional, con la que se busca garantizar un proceso de engorde a corral con pasturas, granos y genética mejorada. 

La cría o borrega cruza con el tiempo desprende su lana.

Reproductor puro o de pelo raza Santa Inés.

Temas en esta nota

Cargando...