Importaciones: el gigante de la maquinaria que advierte por su producción de este año

La industria trabaja para que el Gobierno revierta su política y así evitar una crisis en la fabricación

Por |
Vicepresidente de Case IH para América Latina, Christian González

Vicepresidente de Case IH para América Latina, Christian González

02deAgostode2022a las15:34

El vicepresidente de Case IH para América Latina, Christian González, visitó La Rural con un espíritu optimista para el agro regional. Sin embargo, la coyuntura argentina en cuanto al volumen de importaciones es una preocupación central en el seno de una de las principales compañías de fabricación de maquinaria agrícola.

El último trimestre del año aparece como el último plazo para que el Gobierno revierta esta crisis y no tenga impacto. “Si el Gobierno no permite importar más componentes, podemos tener dificultad para mantener la producción”, aseguró a Agrofy News. Desde la compañía señalan que entienden que la situación se va a regularizar. En este sentido, los directivos de la empresa mantienen un buen diálogo con funcionarios para destrabar el conflicto. 

Christian recibió a Agrofy News en el stand de Case IH, se podría decir su casa itinerante, que además fue premiado en la categoría “Mejor Stand de Innovación Tecnológica”. 

¿Cuál fue la mirada estratégica de Case IH para invertir en la planta de Córdoba? 

Cuando hablamos de inversiones en un país o mercado siempre tenemos que mirar a largo plazo. Nosotros no tomamos decisiones que se cambian por una coyuntura. Hoy, la coyuntura en la Argentina es muy particular, ya sea política o económica, pero nosotros empezamos a invertir en el país hace más de 10 años.

El agro argentino va a continuar siendo uno de los mayores exportadores de proteína y granos del mundo. Solo por este motivo se torna un mercado fundamental.

Además, Case IH tiene un posicionamiento de marca muy particular. Nosotros estamos enfocados en equipos de alta performance y ofrecemos desde tractores chicos a grandes, pero con la mentalidad de equipos de alta performance y muchísima tecnología.

El mercado argentino es uno de los más demandantes en tecnología. Esta es una razón para invertir. Antes de la pandemia llegamos al liderazgo en tractores de alta potencia.

¿Cómo ve el escenario hoy?

La situación es complicada, pero estamos en la máxima producción posible en Córdoba. No estamos produciendo más porque no tenemos componentes. La gestión de los insumos no está fácil, entonces estamos empezando a tener mucha dificultad, nosotros y nuestros proveedores, para traer los componentes y pagar por el tema importación. Hoy no conseguimos producir lo que nuestros clientes están demandando. 

El Gobierno busca ir hacia la sustitución de importaciones, ¿Case IH trabaja en esa línea?

Estamos siempre procurando desarrollar al máximo posible la producción y los proveedores locales. Es importante recordar que el proveedor local también depende de componentes importados. Por más que la compañía intente tener más proveedores, ellos también van a tener los mismos problemas para importar. Incluso, más dificultad que nosotros porque tenemos plantas en diferentes puntos. 

No es fácil, pero es más manejable. Si el Gobierno no nos permite importar más componentes, podemos tener dificultades para mantener la producción.

¿Está en riesgo la producción?

Puede estar. Hoy no está en riesgo, pero si no cambia la situación a largo plazo seguramente vamos a tener riesgos en la capacidad productiva porque no vamos a tener componentes suficientes. 

¿Cuál es el plazo para que se revierta esta situación?

El último trimestre de este año. Tenemos la capacidad de mantener el intercambio y mantenernos sin hacer giros. CNH Argentina no le puede pagar a CNH global, por un tema de estrategia, nosotros decidimos mantener la producción.

¿La coyuntura argentina hizo modificar la hoja de ruta?

No modificamos, pero sí ajustamos la estrategia. Tenemos que manejarnos para mantener una cantidad de concesionarios y clientes que están buscando nuestros productos.

¿Hacia dónde va la agricultura de Latinoamérica?

Todos saben que Latinoamérica es la oportunidad número uno de expansión de producción alimentaria, que es la principal crisis en el mundo. China no tiene una capacidad muy grande de expansión, Estados Unidos y Canadá tampoco, algo en África, pero donde hay capacidad por productividad o expansión del área de siembra es en América Latina. Ahí se habla de Brasil, Argentina, Bolivia y Paraguay. 

Eso está muy claro globalmente. Para nosotros es más fácil hacer las inversiones porque tenemos un horizonte positivo a largo plazo. El segundo punto es que, desde 2017, todos los lanzamientos empiezan a ser “simultáneos”. El tractor o cosechadora que compra un productor argentino es el mismo que está comprando un productor de Estados Unidos, Francia o Australia. 

La Argentina tuvo en 2021 el récord de ventas de maquinarias, ¿la tendencia se mantendrá?

El tema de la demanda muy alta pasa en todo el mundo. El año pasado y este año es la primera vez en mi carrera que todos los mercados globales están con mucha demanda al mismo tiempo. Esto está muy ligado a que tuvimos producciones muy fuertes. 

Argentina tuvo números muy buenos con precios de commodities muy buenos. Obviamente, el productor argentino tiene sus propios temas. Por un lado, es uno de los productores más competitivos del mundo y, por otro, tiene retenciones.

Al mismo tiempo, gana en pesos y no tiene mucho para hacer a la hora de proteger su plata, entonces, lo invierte en capital. Cuando sumas esos puntos, tenés una demanda de equipos enorme. Creo que va a continuar seguramente por este año. En 2023, hay que ver que va a pasar. 

Como CNH creemos que va a haber una desaceleración macroeconómica global hablando de la economía mundial y eso puede afectar los precios de los commodities e impactar en la compra de equipos. El año 2023 es incierto, pero probablemente hasta el primer semestre vamos a tener una alta demanda y a partir del segundo semestre vamos a tener una normalización. 

¿Sos optimista hacia el futuro?

Sí, soy optimista. Tenemos que pensar siempre a largo plazo. El campo sudamericano es muy fuerte y esa base ya te da una perspectiva optimista. Va a ser el principal mercado que crecerá en producción y manejará el tema de la seguridad alimentaria del mundo. La perspectiva es muy positiva y dentro de ese panorama vamos a tener que manejar los altibajos, que van a depender de las condiciones macroeconómicas globales o locales.

Temas en esta nota

Cargando...