Estados Unidos: un paro de trabajadores amenaza con colapsar la logística en un momento clave para el agro

Un cierre patronal o una huelga podrían enredar las cadenas de suministro, avivar la inflación y presionar a la ya frágil economía estadounidense

Por
Estados Unidos: un paro de trabajadores amenaza con colapsar la logística en un momento clave para el agro
14deSeptiembrede2022a las11:26

Algunos ferrocarriles de EE. UU. comenzarán a detener los envíos de cultivos el jueves, un día antes de un posible paro laboral. Los ferrocarriles tienen hasta un minuto después de la medianoche del viernes para llegar a acuerdos tentativos con los sindicatos que representan a unos 60.000 trabajadores.

La advertencia comenzó a circular a través de una asociación agrícola y fuentes de dos cooperativas de granos, lo que amenaza a las exportaciones y las entregas de alimentos para el ganado.

Reuters agrega que, con los productores comenzando a cosechar cultivos de otoño que se envían a los productores de carne y biocombustibles, las interrupciones en el envío podrían sumarse a una inflación ya alta. Se suma que los agricultores también planean agregar fertilizantes a los campos después de la cosecha y los envíos de fertilizantes se están retrasando.

Al mismo tiempo, los ferrocarriles de carga de Estados Unidos dijeron el miércoles que están listos para llegar a acuerdos laborales con trabajadores sindicalizados basados ​​en las recomendaciones de la junta de emergencia del presidente Joe Biden, a pesar de que representan "los aumentos salariales más sustanciales en décadas".

Max Fisher, economista jefe de la Asociación Nacional de Granos y Piensos, que representa a la mayoría de los manipuladores de granos de EE. UU., dijo que los clientes ferroviarios informaron que al menos un ferrocarril dejaría de recibir envíos de granos el jueves por la mañana.

La mayoría de los principales ferrocarriles de EE. UU. ya han dejado de aceptar nuevos envíos de fertilizantes de amoníaco y otros materiales potencialmente peligrosos, dijo Justin Louchheim, director de asuntos gubernamentales del Instituto de Fertilizantes.

Louchheim dijo que los productores de fertilizantes ahora están evaluando cuánto almacenamiento tienen para el amoníaco que no se puede mover por ferrocarril, y si algunos se pueden mover por camión.

El posible cierre ferroviario se avecina solo seis semanas antes de que la mayoría de los agricultores del Medio Oeste comiencen a aplicar fertilizantes, dijo Josh Linville, director de fertilizantes de StoneX Group. Alrededor del 40% del suministro de fertilizantes de EE. UU. está en un vagón de tren en algún momento antes de llegar a una granja, dijo.

Las preocupaciones sobre las interrupciones del servicio impulsaron los precios del etanol a base de maíz en varios centros y mantuvieron a los vendedores fuera del mercado.

La Asociación de Ferrocarriles Estadounidenses (AAR), que representa a las compañías ferroviarias, no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios sobre el transporte de granos.

El paro laboral se sentiría profundamente en estados como Dakota del Norte, Dakota del Sur, Minnesota y Nebraska, desde donde el grano se transporta por ferrocarril a los puertos del noroeste del Pacífico para su exportación, dijo Thomas Lahey, gerente de carga nacional de la comercializadora de granos Columbia Grain International. Los elevadores de granos en el medio oeste superior mueven la soja al PNW principalmente a través de BNSF Railway, Canadian Pacific Railway (CP.TO) y Union Pacific (UNP.N), dijo.

¿SUFICIENTE ALIMENTO ANIMAL?

Los productores de pollo de EE. UU. dependen de alrededor de 27 millones de bushels de maíz y 11 millones de bushels de harina de soya cada semana para alimentar a sus aves, dijo el Consejo Nacional del Pollo. Mucho se mueve por ferrocarril.

"Cualquier interrupción del servicio podría afectar negativamente el bienestar de las aves y, en última instancia, afectar la producción en un momento en que los estadounidenses ya están lidiando con una inflación récord de alimentos", dijo el portavoz del consejo, Tom Super.

En Carolina del Norte, un productor de carne de cerdo y aves, los cultivadores locales de granos no producen suficiente maíz para alimentar a todos los animales de granja, dijo Bob Ford, director ejecutivo de la Federación Avícola de Carolina del Norte.

"Tendríamos problemas si se declaran en huelga por mucho tiempo", dijo Ford. “Nos quedaríamos sin maíz”.

Wayne-Sanderson Farms, una empresa de pollos con sede en Georgia propiedad de Cargill Inc y Continental Grain, está trabajando con los productores locales de maíz para aumentar los suministros de alimentos si es necesario durante las interrupciones del tren, dijo el portavoz Frank Singleton.

El comienzo de la cosecha de maíz en el sur de Estados Unidos, una importante región avícola, "aliviará parte de la presión" sobre el suministro de alimentos, dijo.

Temas en esta nota

Cargando...