Biden asegura que destrabó un paro que amenazaba con colapsar la logística de Estados Unidos

Un cierre ferroviario podría congelar casi el 30% de los envíos de carga de EE. UU.

Por
Biden asegura que destrabó un paro que amenazaba con colapsar la logística de Estados Unidos
15deSeptiembrede2022a las08:21

Los principales sindicatos y ferrocarriles de EE. UU. lograron un acuerdo tentativo después de 20 horas de intensas conversaciones encabezadas por la administración de Biden para evitar un cierre ferroviario que podría haber afectado el suministro de alimentos y combustible en todo el país.

Reuters citó al presidente de EE. UU., Joe Biden, quien anunció el acuerdo en un comunicado la madrugada del jueves, calificándolo como "una victoria para decenas de miles de trabajadores ferroviarios que trabajaron incansablemente durante la pandemia para garantizar que las familias y comunidades de Estados Unidos recibieran lo que nos ha mantenido en marcha durante estos difíciles años".

El acuerdo tentativo ahora pasa a los sindicatos para ser votado, según una persona familiarizada con las negociaciones. Incluso si esos votos fallan, un cierre ferroviario que podría haber ocurrido tan pronto como la medianoche del viernes se ha evitado durante varias semanas debido al lenguaje estándar incluido en dicho acuerdo, agregó la fuente a Reuters.

Un cierre ferroviario podría congelar casi el 30% de los envíos de carga de EE. UU., avivar la inflación, costarle a la economía de EE. UU. hasta $ 2 mil millones por día y desencadenar una cascada de problemas de transporte que afectarían a los sectores de energía, agricultura, manufactura, atención médica y comercio minorista.

Los funcionarios de la administración de Biden organizaron conversaciones sobre contratos laborales hasta la noche del miércoles con el objetivo de asegurar un acuerdo entre sindicatos que representan a 115.000 trabajadores y ferrocarriles.

Las negociaciones entre las empresas y una docena de sindicatos se prolongaron durante más de dos años, lo que llevó a Biden a nombrar una junta de emergencia para ayudar a salir del estancamiento.

Si no se hubiera llegado a un acuerdo antes de la fecha límite de un minuto después de la medianoche del viernes, se habría despejado el camino para que los trabajadores hicieran huelga legalmente.

Las compañías ferroviarias involucradas han recortado empleos y recortado salarios y otros costos en los últimos años a medida que aumentaban las ganancias, la recompra de acciones y los dividendos para los inversionistas. Las ganancias en Berkshire Hathaway del multimillonario Warren Buffett, propietario de BNSF, aumentaron un 9,2% en el trimestre más reciente a US$ 1,7 mil millones.

La cantidad de trabajadores ferroviarios de EE. UU. se redujo de más de 600.000 en 1970 a aproximadamente 150.000 en 2022, según la Oficina de Estadísticas Laborales, debido tanto a la tecnología como a la reducción de costos.

Biden, quien se autoproclamó el presidente más favorable a los sindicatos en la historia y criticó a las empresas por obtener ganancias "excesivas", elogió un acuerdo que, según dijo, les daría a los trabajadores "mejores salarios, mejores condiciones de trabajo y tranquilidad en torno a su atención médica".

Los funcionarios de la administración han estado ansiosos por resolver la disputa que amenaza con la escasez de productos frescos y aumenta la inflación de los precios al consumidor antes de las elecciones intermedias de noviembre por el control del Congreso.

Los principales líderes del Congreso habían amenazado con aprobar una ley que imponga una resolución sobre los ferrocarriles y los sindicatos si las negociaciones no tenían éxito.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, elogió el acuerdo tentativo y dijo que el Congreso estaba "listo para actuar", pero que "afortunadamente, esta acción puede no ser necesaria".

Temas en esta nota

Cargando...