Desarrollan barra de cereal y fideos de grillo con más de un 20 % de proteína y piden que se incluya en la legislación alimentaria

Se trata de la entomofagia, la producción de alimentos a base de insectos; el INTA y el INTI trabajan en proyectos

Por
Desarrollan barra de cereal y fideos de grillo con más de un 20 % de proteína y piden que se incluya en la legislación alimentaria
28deSeptiembrede2022a las08:03

El uso de insectos como fuente de proteína avanza en el mundo, pero también en Argentina. En este sentido, el INTA y el INTI trabajan en desarrollos propios para la utilización de harina de insecto. 

Por otra parte, se pide que incluya la entomofagia en la legislación alimentaria. Ya existen panificados, barras de cereal y fideos con hasta un 20 % más de proteína.

Más de 2000 especies de insectos sirven de alimento a personas de todo el mundo, sostuvo la nota de la revista Sobre La Tierra (SLT-FAUBA). “El consumo de insectos y sus derivados se denomina entomofagia y se practica en todo el mundo desde hace décadas. En el 2013, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, más conocida como la FAO, señaló que el consumo de insectos puede contribuir a la seguridad alimentaria y al ambiente”, explicó Julieta Di Meglio, egresada del Máster Internacional en Tecnología de Alimentos, a Sobre La Tierra.

Además, agregó que el consumo como la producción de grillo tienen características atractivas. “Poseen un contenido de proteína cercano al 60% —los cereales tienen alrededor de un 15%— y también aminoácidos esenciales, vitaminas, minerales y ácidos grasos. Son muy versátiles. Se pueden procesar e incorporar como polvo en distintos productos como barras de cereal, panificados y fideos, para mejorar sus propiedades nutricionales”, agregó.

Los insectos cuentan con la particularidad de que crecen muy rápido, ocupan poco espacio, consumen poca agua y alimento. Además, emiten muy escasos gases de efecto invernadero”, destacó Gabriela Gallardo, directora del trabajo de Di Meglio e investigadora en el Instituto de Tecnología de Alimentos del INTA.

Ante estos beneficios y desarrollos, piden que este alimento sea incorporado a la legislación, ya que hoy no se contempla. En el marco de este pedido, el INTA y el INTI están desarrollando prototipos de alimentos con polvo de grillo. 

“Hicimos panificados, barras de cereales y logramos elaborar pastas que cuentan con más de un 20 % de proteínas”., comentó Gallardo. Además, explicó que, en los fideos secos, ese valor es del 7 %.

A diferencia de Argentina, las autorizaciones en Europa y Estados Unidos permitieron que su producción a nivel industrial se multiplique. “Hay galpones robóticos con producción automatizada. El consumo también aumentó. En países como Bélgica y Holanda se comen hamburguesas a base de grillos”, sostuvo Gallardo.

En este marco, remarcó que el INTI, el INTA y universidades están interesados en desarr  ollar la producción de polvo de grillo, por ello reclaman una modificación en la legislación.

Para Di Meglio, la incorporación de un capítulo de entomofagia en el Código Alimentario avanza despacio. “La última presentación se hizo en diciembre de 2019. Entre las últimas novedades en el tema, el SENASA habilitó un marco normativo para que los pequeños productores de insectos puedan aumentar la escala de sus producciones en miras de elaborar alimento para animales”, concluyó.

Temas en esta nota

Cargando...