El plan de Larreta para que el agro crezca un 50 % durante su mandato

Ya con la mira puesta en la Casa Rosada, el jefe de Gobierno porteño dialogó con Agrofy News sobre un plan para que el agro crezca un 50 % durante su mandato

El plan de Larreta para que el agro crezca un 50 % durante su mandato
28deOctubrede2022a las17:24

Todavía no salió de su boca, pero es un secreto a voces que el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, trabaja para ser presidente en 2023. Se mueve en todo el territorio y el sector productivo es un lugar del cual le gusta tomar bandera.

Lluvia, humedad y calor en la capital del país. De esos días grises que permiten resaltar aspectos que con el sol se pasan de largo. ¿Un día representativo de la política argentina? La lluvia que le hace falta al campo, la pesadez de la humedad y el calor político con el que se vive la previa de 2023.

En una sala del Centro Cultural Recoleta, Agrofy News dialogó con Rodríguez Larreta. Con un entorno blanco, pero con cuadros de arte que ayudaban a cortar la monotonía de la sala y la charla (sobre la situación del país), el jefe de Gobierno planteó la necesidad de contar con una mirada económica y social a 25 años. Sin embargo, y consciente de las urgencias, remarcó en más de una oportunidad la posibilidad de darle al sector agropecuario el lugar que merece y facilitar su desarrollo. Eso sí, según el alcalde porteño, podría darse durante cuatro años. Es decir, su eventual mandato.

Larreta propuso una discusión integral impositiva y apuntó contra quienes dicen que las retenciones deben ser cero a partir del 10 de diciembre del próximo año. “Al que venga y te diga que va a llevar las retenciones a cero de un shock, no le creas”, sostuvo, y se animó, además, a dar una receta para eliminar la brecha cambiaria.

-¿Cuál es su mirada sobre las retenciones?

-A largo plazo tenés que ir disminuyendo ese tipo de impuestos porque son muy distorsivos.

-¿Tiene que ser de manera paulatina? 

-Con el déficit que tenemos, al que venga y te diga que va a llevar las retenciones a cero de un shock, no le creas. Nadie está proponiendo eso en la Argentina, pero sí hay que tenerlo como objetivo: bajar las retenciones, priorizar el valor agregado. Cuanto más valor agregado y más trabajo argentino, más facilidades deberían tener. Tenemos que apuntar a bajar las retenciones, sin ninguna duda.

-¿Cómo se convence al productor cuando se les hacen promesas desde el día uno?

Hoy no lo está prometiendo nadie. Sí podés trabajar, que vale la pena, en el adicional en toda la producción nueva, exportaciones o mano de obra adicional que generes. Ese es un impuesto que hoy no estás pagando, porque no existe. Tenés que atender el tema competitivo, porque hay empresas que vienen trabajando hace 30 años y tiene que haber una equidad competitiva. Este concepto de promover mayor producción y volumen es una cosa que tenemos trabajar y la estamos estudiando bien con nuestro equipo de economistas y siempre en contacto con los sectores del campo para ver cómo serían y cómo se implementan. Muchas de estas cosas surgieron en las reuniones que vamos teniendo con ellos.

-Otra preocupación del sector es la brecha, ¿cómo se sale?

-Es todo lo mismo. Si no tenés un plan de desarrollo que haga que la Argentina produzca y exporte más, vas a tener este problema de tipo de cambio cada tantos años como aparece. No es de hoy. Hoy es la brecha, los cepos. Si la Argentina aumenta el 50 % la producción de toda la cadena agroalimenticia en un periodo de gobierno y a eso le sumás lo que vas a poder exportar de litio del norte y la producción de Vaca Muerta, con eso te olvidás de los tipos de cambios y las múltiples brechas. Produciendo y exportando más es la única solución de verdad.

-¿Esto de manera progresiva?

-Obviamente. No hay magia. No esperemos ninguna medida porque llega un iluminado de un día para el otro se soluciona todo. El que promete eso está mintiendo. Son situaciones difíciles, que llevan tiempo. 

-¿Y cómo es?

-El primer día tenés que trazar el rumbo, no tenes que solucionar todo porque eso no existe. Sí tenés que decir vamos a ir para allá, y lo tenés que sostener a lo largo del tiempo. El productor decide para los próximos dos, cinco o diez años, para eso tiene que tener previsibilidad y reglas de juego claras.

-¿Cómo ve al campo y en qué se puede trabajar para potenciarlo?

-Me genera mucha contradicción. Por un lado, una frustración enorme que en un momento en el que el mundo necesita los alimentos argentinos por la guerra no lo estemos aprovechando a pleno. Podríamos estar produciendo mucho más. El otro día tuve una reunión con toda la cadena agroalimenticia. Me decían que con una política estable -ni siquiera pedían grandes beneficios- que se mantenga, saque controles y burocracia del Estado podrían aumentar un 50 % más la producción en un periodo de gobierno. Te da frustración porque no lo estás aprovechando, pero te da una esperanza enorme del potencial que tiene el campo.  Imaginate lo que sería para la Argentina aumentar en cuatro años un 50 % las exportaciones y por lo tanto los puestos de trabajo. Hacés una revolución y solamente lo que piden es que el Estado no los vuelva locos y no los controle, los regule. Necesitan trabajar libremente. 

-¿Qué medidas está pensando para darle certidumbre al sector?

-Para empezar, darle previsibilidad, estás son las reglas de juego y no van a cambiar. Eso es lo más importante. Es todo lo contrario a lo que hizo este Gobierno, que les dio el dólar soja por 25 días. La Argentina necesita un plan por 25 años. Imaginate una medida por 25 días para un grano en particular, con lo cual mejoró la rentabilidad a la soja, pero se la sacó por otro lado porque la soja es parte del alimento para la ganadería. Por lo cual aumenta la ganadería. No podés tomar medidas aisladas. Es un parche, tapás un pedacito y tenes problemas alrededor. 

-En ese plan a 25 años, ¿cuáles son los ejes pilares?

-Los ejes pilares son abrir mercados para exportar más. El mundo necesita alimentos argentinos en todos lados porque una de las zonas de mucha riqueza está fuera de juego producto de la guerra. Es una situación triste, pero nos guste o no es una oportunidad para la Argentina y la tenemos que aprovechar. La tenemos que aprovechar con decisiones a largo plazo. Quién va a decidir aumentar su inversión productiva, tomar más empleados, comprar más maquinaria agrícola para un país que no sabés si el lunes a la mañana tenés un dólar, el otro o te ponen una retención. Así no se puede.

-¿Agricultura debe ser ministerio nuevamente?

Sí. En términos generales no creo mucho en que la importancia que tiene una política dependa del lugar en el Gobierno. No lo digo por Agricultura, lo que digo es válido para todos. Si me gustaría que el campo sea prioridad para el Gobierno, fije reglas claras y que tome esta idea que fue lo que me acercaron a mí. 

-¿Se sale con el campo?

Definitivamente. Se sale con el campo y se sale en gran medida gracias al campo.

Temas en esta nota

Cargando...