Listo en días: el innovador inoculante que ofrece una fermentación extra rápida de las reservas forrajeras

Se trata de un inoculante de tercera generación que acelera los procesos fermentativos y controla los aumentos indeseados de temperatura; es clave para cuando no es el momento oportuno de realizar el silaje

Por
Listo en días: el innovador inoculante que ofrece una fermentación extra rápida de las reservas forrajeras
01deDiciembrede2022a las11:26

Innovación, tecnología y sustentabilidad son tres conceptos que tienen relación directa con el agro, y más aún si se habla de Rhodo-Sil un inoculante biotecnológico de tercera generación desarrollado por Genofeed para reservas forrajeras que actúa mediante procesos fermentativos anaeróbicos.

Rhodo-Sil también otorga una alta capacidad para el combate de hongos y micotoxinas, obteniendo como resultado un silaje de alta estabilidad y digestibilidad.

Inoculante de Genofeed para una mejor conservación

Bajo ese panorama, Agrofy News dialogó con Roberto Reviglio, director técnico de Genofeed, quien destaca que el aditivo RHODO-SIL contiene microorganismos benéficos con una elevada tolerancia a un pH extremadamente ácido.

Además de evitar la pérdida de nutrientes por oxidación, mineraliza la materia fecal sin malos olores creando condiciones de disminución del impacto ambiental y una menor invasión de insectos y sus larvas, por lo que se puede mejorar la conversión de los alimentos utilizados con menor daño al ambiente y mayor bienestar animal.

Un solo bidón de Rhodo-Sil alcanza para 200 toneladas y se usa como cualquier otro inoculante.

"La capacidad de fermentación es muy rápida (entre 24 y 48 hs), independientemente de la cantidad de oxigeno o problemas de compactación que tenga el silaje, lo que permite tener una alta seguridad. Los microorganismos se encargan de consumir el oxigeno intraparticular y se obtiene una muy buena fermentación anaeróbica en un periodo muy corto”, explicó el especialista.

Otra de las características es la alta estabilidad aeróbica que permite, tanto en el proceso de confección como en el momento de suministro, como consecuencia de que los microorganismos no se auto-inhiben y quedan en vida latente. A partir del ingreso del oxigeno comienzan a trabajar nuevamente, lo que permite no tener oxidación rápida de nutrientes.

“Con RHODO-SIL se tiene la posibilidad de ensilar sin grandes problemas cuando no es el momento oportuno de confeccionar la reserva. Por ejemplo, cuando la picadora no vino en tiempo y forma, el inoculante trabaja de muy buena manera debido a su combinación de bacterias homo-heterofermentativas y fototróficas”, agrego Reviglio.

 

Recuperar silaje

El producto conserva todas sus propiedades por un plazo de 6 meses y no es necesario el transporte refrigerado. Se debe mantener especial cuidado de no realizar las diluciones bajo luz solar directa.

Además, con Rhodo-Sil se pueden recuperar ensilados en mal estado, por ejemplo granos

 húmedos o secos, que hayan tenido un proceso de fermentación optimo o hayan tenido roturas de las coberturas.

Su amplia función como conservante logra un enriquecimiento prebiótico y probiótico del forraje ensilado maximizando la fermentación ruminal y sincronizando la síntesis de proteína microbiana, una función que no cuentan los inoculantes de primera y segunda generación.

Temas en esta nota

Cargando...