Presión de la AFIP: Carlos Castagneto refuerza controles con imágenes satelitales y cruces de información del campo

El actual titular de la AFIP considera que el sector agropecuario es "uno de los de mayor nivel de informalidad del país"

Por
Presión de la AFIP: Carlos Castagneto refuerza controles con imágenes satelitales y cruces de información del campo
06deDiciembrede2022a las08:26

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) destaca que, desde el comienzo de la gestión de Carlos Castagneto, se reforzaron los procedimientos de fiscalización en el sector agropecuario. 

“A pesar de su alto nivel de competitividad a nivel internacional, el sector agropecuario argentino posee uno de los mayores niveles de informalidad del país. Desde la AFIP vamos a redoblar nuestros esfuerzos para luchar contra la evasión fiscal y previsional en esta actividad. Los secuestros de mercadería permiten echar por tierra maniobras fraudulentas con productores y comercializadores informales y, al mismo tiempo, permite proteger a aquellos actores que sí cumplen con la normativa”, afirma Castagneto.

De acuerdo a la comunicación oficial, entre agosto y octubre, la Dirección General Impositiva (DGI) desarticuló una serie de maniobras fraudulentas en la producción y comercialización de granos por más de 53.000 toneladas.

"De esta manera, en los últimos tres meses se concentraron más del 65% del total de materias primas decomisadas por el organismo a lo largo de todo 2022", remarcan.

“La mejora de las herramientas disponibles como la utilización y procesamiento de imágenes satelitales de los campos, junto a los cruces de información sistémica entre las distintas áreas especializadas permiten optimizar los controles de la AFIP sobre la totalidad de la cadena agroindustrial. A partir de estos instrumentos se establecieron sanciones para los operadores apócrifos o quienes no declararon sus tenencias”, sostuvo el titular de la AFIP, Carlos Castagneto.

Entre las principales irregularidades encontradas por la DGI se encuentran la falta de registración de las actividades agropecuarias, de los ingresos derivados de las mismas y de la compraventa de materias primas utilizadas como alimento para la cría de ganado y el engorde en feedlots.

Otras infracciones constatadas por el personal del organismo a lo largo de los operativos de los últimos meses consistieron en la ausencia de documentación respaldatoria como la carta de porte electrónica, un requisito para el transporte de granos por las rutas y que a partir de marzo próximo comenzará a regir también para los subproductos.

Soja, maíz y azúcar concentraron el 75% de las interdicciones

En lo que va de 2022, la DGI lleva incautadas más de 81.600 toneladas de granos y otros productos en diversos procedimientos realizados en distintos puntos del país. De esa cifra, la soja, el maíz y el azúcar representaron cada una un 25% del total, es decir que en su conjunto sumaron tres cuartas partes de los decomisos del año.

En tanto, un 15% correspondió a maíz partido, un 7% al trigo y un 1,4% al ajo. En el resto de los operativos, se interdictaron en menor cuantía toneladas de alfalfa, alpiste, arroz, avena, cebada, cebolla, ciruela seca, manzana, papa, pasas de uva, pera, rye grass, soja descarte, soja partida y zapallo cabutia.

Con 38.270 toneladas, septiembre fue el mes con mayores incautaciones del año, seguido por agosto, cuando se decomisaron 10.877 toneladas. Por lo tanto, dos tercios del total incautado a lo largo de 2022 se concentró en esos dos meses. También hubo volúmenes importantes secuestrados en mayo, enero y abril con 6.700, 6.000 y 4.300 toneladas, respectivamente.

Temas en esta nota

Cargando...