Los piquetes afectaron el transporte de lácteos

11deAbrilde2000a las08:03

Quinto día del paro decamioneros: las pérdidas en el sector rural

en las rutas, camiones con lácteos demorados y más perdidas para elsector agropecuario fue el balance del quinto día de lock out (paroempresarial) del transporte de cargas.

Si bien en Santa Fe se levantó la medida -tras un acuerdo de lostransportistas con el gobierno provincial-, en Buenos Aires, Córdoba y La Pampacreció el impacto de la protesta, en espera de las negociaciones quedesarrollaban anoche los dirigentes con el Ministerio de Infraestructura yVivienda.

En el Mercado de Liniers sólo ingresaron 3745 animales, cuando el promediopara un lunes normal se ubica entre 11.000 y 12.000 cabezas. El precio de lahacienda se mantuvo en los mismos niveles del viernes último, cuando habíaacumulado un alza del 18% en tres días. El temor es que, cuando la medida selevante, se produzca una avalancha de ingresos que desplome los precios. SegúnDaniel Pelegrina, dirigente de la Sociedad Rural Argentina y tambero deCastilla, partido de Chacabuco, "en la cuenca lechera de la ruta 7, ayer setiraron 40.000 litros y hay 200.000 en los tambos, mientras que en la cuenca dela ruta 5, ya se tiraron 100.000 litros y tienen unos 150.000 en espera".

La cooperativa láctea Milkaut tiene nueve camiones parados: 6 en RíoCuarto, 2 en la ciudad bonaerense de San Pedro y otro en La Pampa, según informóel gerente general, Hernán Zambón. Esta firma también resolvió no despacharmás camiones hasta que se levante el paro. También las sucursales de BahíaBlanca y de Chivilcoy de SanCor estaban con problemas operativos, y la planta deLa Serenísima en General Rodríguez sufría inconvenientes debido a la falta deprovisión de materia prima.

La Plata, Olavarría, Junín, Bolívar, Pergamino, Chacabuco, Vedia, Iriarte,Ameghino, Lincoln, Chivilcoy, Mercedes, Bragado, 9 de Julio, San Andrés deGiles, San Antonio de Areco y Monte fueron las localidades bonaerenses en lasque se sintió con más fuerza el paro de los camioneros.

La policía provincial informó que no hubo incidentes serios, pero que enPergamino algunos camioneros arrojaron piedras e insultaron a los choferes, queresolvieron abandonar los piquetes.

En la zona sur de la provincia hubo focos de protesta en Tres Arroyos y BahíaBlanca. Sólo en las cercanías del puerto de Quequén se reanudó el movimientodel transporte. El presidente del Centro de Acopiadores de Puerto Quequén, HéctorGalella, confirmó que en el área de Necochea el paro había sido levantado.

En el puerto de Buenos Aires, mientras tanto, los camioneros se quejaban porla crítica situación por la que atraviesan. "¡Cómo querés que esté!",exclamó Edvino Hoffman, un chofer misionero que transporta algodón. "Hagosiempre 2200 kilómetros, de Bahía Blanca a Brasil. Hace tres años me pagaban1800 pesos por ese viaje y ahora, 1100 pesos; y si dejás la carga en Misiones,te pagan 900. Así no puedo más: la mitad se me va en peajes y gasoil",explicó, mientras esperaba con otros cuatro choferes los dos gendarmes y loscoches de custodia para emprender el retorno a Misiones. Raúl Macsinuk, otrocamionero, señaló: "Un flete a Corrientes lo cobramos 550 pesos, perogastamos como 300 en gasoil. Por este viaje me van a quedar unos 200 pesos,porque, además, tengo que poner para el peaje".

En Córdoba

En Córdoba, lasprincipales concentraciones de vehículos se advertían en la región sur de laprovincia, con epicentro en Río Cuarto. Voceros de los camioneros asegurabanque participaban varios centenares de choferes, aunque en la práctica no eratanto el númer

Temas en esta nota

    Cargando...